24 julio 2007

"una cosa es predicar y otra dar trigo"

"consejos vendo que para mí no tengo"

"tú casa debe ser muy pequeña ¿no? ._ ¿por qué lo dices? ._ es que no haces más que meterte en la de los demás ..."

El poder aleja al gobernante del ciudadano. Es obvio. Pero antes sucedía después de unos años, y ahora, casi desde el primer día. Los nuevos caciques olvidan a los electores en la misma noche electoral y terminan obsesionados por resolver de una tirada el cambio climático, la desconfianza entre civilizaciones y la receta para paz mundial de una tirada.

No sé de donde viene esta epidemia de napoleones que nos aqueja pero es que salen de debajo de las piedras. Vamos a echar de menos a Margaret Thatcher, que al menos iba a lo suyo (demasiado a lo suyo, desde luego). La última, Sarkozy en Libia, y con su mujer de emisaria, vamos, ¡seguro que no tienen trabajo en Francia para meterse en países ajenos! Y de este de la foto, no digo na.

Si es que ... esta gente tiene un concepto demasiado elevado de sí mismos (sí ... , bueno ..., yo también, ...)

10 comentarios:

  1. zorropiscinas12:05 p. m.

    Pues como dice mi abuela que de refranes sabe mucho, "Si el cura se va a peces, qué no harán los feligreses" . Si es que esta claro,se ve en los niños pequeños, si se les da mal ejemplo al final ellos acaban haciendo mal las mismas cosas que sus mayores.
    Yo creo que esta gente no tiene ni idea de los problemas del pueblo llano,cada cosa buena que hacen no es por obligación y responsabilidad con los que les han puesto ahí, yo creo que lo hacen por caridad, para engrandecer su ego un poquito mas.
    Como diría uno que yo me se ... !! DAIS PENA , POLITICUCHOS¡¡
    Yo hace tiempo que no les presto mucha atención, y mi voto tampoco.

    ResponderEliminar
  2. pasaba por aquí12:33 p. m.

    Cada vez creo que las series de la BBC Yes Minister y Yes Prime Minister, es el espejo donde se miran los dirigentes para convertirse en más idiotas.

    ResponderEliminar
  3. Lo que tiene esta chusmilla es lo que denomina un cliente boliviano como SOROCHE o mal de altura.
    En el Palacio de la Moncloa creo que se sufre ese mal al poco tiempo de habitar o morar entre sus paredes: unos con sus bonsais y sus bodeguillas, otros con sus pies encima de la mesa o casando hijas y otro... bueno no, lo del actual no es soroche, el que lo sepa que me ilustre... Tontería???

    ResponderEliminar
  4. Orry Main1:28 p. m.

    No creo que tengan un alto concepto de sí mismos. Mas bien todo lo contrario. Estan en lo mas alto y les gusta (aunque non sepan que hacer desde allí para figurar más)

    ResponderEliminar
  5. Esto de la política cada vez se parece mas a la consultoría, me explico: creamos un problema donde no lo hay, se busca una solución que no sirve y luego cargamos las culpas sobre el de en frente.
    Si a eso unimos el carácter español tan dado a asumir responsabilidades tenemos lo que.....nos merecemos.
    Cada vez resulta mayor pérdida de tiempo ir a votar, más que un ejercicio de responsabilidad lo es de candidez, porque nos engañan legislatura tras legislatura.

    ResponderEliminar
  6. zorropiscinas3:58 p. m.

    Tigre, a ver si va a haber piritus de esos que van vestidos de blanco o de transparencias vagando por las habitaciones como en el Palacio de Linares ..... Raimunda¡¡¡¡ Raimunda¡¡¡ Sal de la Moncloa que los estás volviendo majaras a todos nada mas entrar¡¡

    ResponderEliminar
  7. Raimunda6:52 p. m.

    Mira que lo intento pero no se va ni uno...!!!.
    Este ultimo hasta me ha puesto un cargo de subsecretaria y tó....

    ResponderEliminar
  8. ¡qué punto! es espíritu de Raimunda por la Moncloa. La pobre, una aparición cada diez años y va a parar allí. Qué mala suerte tiene este espectro ...

    ResponderEliminar
  9. pasaba por aquí9:48 a. m.

    Zorro, me voy de vacaciones.... que pases unas buenas vacaciones, y sé malo, muy malo, que para ser buenos ya están Rajoy y Acebes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. zorropiscinas12:48 p. m.

    Zorro, me voy a Oropesa a dar una vuelta , el domingo estoy de vuelta. Por cierto, el otro día vi en la tele que en un pueblo valenciano había unos mosquitos del tamaño de un puño que no dejaban títere con cabeza. A que no adivinas donde era? La pobla .... jajajajja, como se estrellaban los joios contra el parabrisas ehhh¡¡¡¡

    ResponderEliminar