09 marzo 2010

Casting de políticos
cuando tu oficio es "político" te encuentras con el problema de que tu cargo sólo dura unos años. Así que durante ese tiempo, en lugar de dedicarte a hacer bien tu trabajo, has de consumir los meses tejiendo una red de regalías y favores que te aseguren "otro cargo" una vez que acabe el actual. Y así sucesivamente hasta que te jubiles (siempre antes de los 67 por supuesto).

Los políticos, además no suelen ser especialistas en ninguna materia. Incluso entre los que son intelectualmente brillantes, tanto vaivén entre cargos les hace aprendices de mucho y maestros de nada. Un caso excepcionalmente claro es el de Catherine Ashton, la sucesora de Solana como Mr. PESC, una suerte de ministro de asuntos exteriores de la Unión Europea.
Sucedió hace unos meses que, por el tema de las regalías que comenté antes, el nuevo Mr. Pesc había de ser inglés. Por narices y porque Tony Blair había sido rechazado como Presidente del Consejo Europeo. Así que por narices también, los europeos fueron rechazando, uno tras otro, a todos los candidatos ingleses: Miliband, Mandelson y Hoon. Cuando llego Mrs. Ashton, que además de ser mujer es baronesa, los europeos dijeron, bueeeeeeeeno vale y la aceptaron para no disgustar a los británicos.

Tres meses más tarde de esta elección, los 27 se han dado cuenta de que esta señora no tiene la formación suficiente para el cargo, que es bastante antieuropeísta y que la diplomacia es la menor de sus virtudes. ¡Vaya casting!

Y además, es fea, realmente fea. Igual que el payo que derrotó a Blair en la lucha por la presidencia del Consejo, el Sr. Van Rompuy. Cuando vi a los dos elegidos me pregunté si el objetivo era dar miedo a las otras potencias.


2 comentarios:

  1. ¿Miedo?. De Europa no tienen miedo, tan vez pena.
    Pero menos mal que como a Bambi le quedan 3 meses de figurita presidencial, los pone derechos en un pis pas.

    ResponderEliminar