20 diciembre 2011

un buen tío

parece que no hay manera de acertar, dice siempre uno de mis amigos. Tratar de hacer las cosas bien, pensando en las consecuencias, tratando de no hacer daño a nadie ... no es suficiente. Siempre algún imponderable acaba haciendo que alguien se moleste. Y es que en esta vida no basta con ser buena persona, además hay que tener suerte y no pisar un reguero de hormigas un día que uno ande despistado.

Mira, le digo, tu eres muy patazas y algo bocazas, así que está claro que algún día vas a meter la pata, poco, algo o mucho, pero la vas a meter. Lo importante es que eres buen tío, y que te esfuerzas. Luego ... si alguien se enfada, pues ya tiene dos trabajos. No puedes vivir la vida de los otros, compañero, que bastante tienes tú con lo tuyo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario