30 junio 2007

¿Quién juzga a los jueces?


no es bueno ser radical a la hora de valorar el trabajo de la gente. Todos cometemos errores, y cuando son intermitentes, los fallos son muy tolerables. También hay que ser indulgente con la gente que hace lo que puede. Cada uno tenemos el intelecto que nos ha sido dado, y no se nos puede pedir más. Pero, ¿cómo reaccionar ante la incompetencia voluntaria, la dejadez, la vagancia, la displicencia intencionada? No sé vosotros pero a mí, una de las cosas que más me molesta en el trabajo, es ver cómo alguien inteligente, con gran capacidad, pasa de todo y de camino, perjudica a sus compañeros.



Esto, extrapolado a la Función Pública, me convierte en un fustigador de los niveles altos de la Administración. Jueces, directores generales, fiscales, inspectores de hacienda, etc ... ¿Quién controla a estos tíos? ¿quién les reprende por sus errores? ¿quién les castiga si no hacen bien su trabajo o les retira si se vuelven incompetentes? La respuesta es, NADIE. Hay jueces cuyas sentencias son continuamente revocadas por la segunda instancia y nadie les retira de sus cargos. Con su incompetencia, no sólo están perjudicando a los afectados durante todo el tiempo que dura el proceso (normalmente años) sino que además hacen incurrir a la Administración de Justicia en gastos e ineficiencias.

¿Para cuando un sistema de auditoría y control del trabajo de los funcionarios públicos de estos niveles? No son seres sagrados ni intocables. Son trabajadores cuyos empleos están subvencionados por todos y cuando menos, deben cumplir con diligencia.

2 comentarios:

  1. zorropiscinas3:20 p. m.

    Pues tienes toda la razón y lo mas triste de todo es que este sistema que por suerte para nosotros se consiguió gracias al esfuerzo de nuestros mayores y a la lucha social, está continuamente quedando en entredicho lo que conlleva que sobre las personas que tienen un mínimo de verguenza,honradez y decencia se pueda extender un sentimiento de impotencia muy peligroso que pueda empujar a mas de uno hacia las "tentaciones" que en su día no pudieron esquivar esos que a día de hoy nos gobiernan o nos juzgan y que para colmo se permiten darnos lecciones como si ellos fueran los sabios maestros y nosotros los ignorantes alumnos. Ala¡¡ ahí queda eso y todavía no ha salido la sentencia sobre el caso CPV, cuando esto ocurra ya echaré sapos y culebras por la boca pero eso si, no creo que esas "tentaciones" puedan con este ignorante. Mas mano dura es lo que hace falta .......

    ResponderEliminar
  2. ¿Evaluar el desempeño de los funcionarios?. Tú debes estar loco, eso provocaría unos ataques de ansiedad y estrés en los pobres que los gastos acarreados a la seguridad social serían inasumibles. Cuántas pensiones por incapacidad, jubilaciones anticipadas y huelgas conllevaría esa situación...,me faltan dígitos en la calculadora.
    Y eso de que están pagados con tus impuestos es una rabieta de envidia, que te corroe, como a mí.
    Yo me prepararé unas oposiciones, VIVA EL FUNCIONARIADO.

    ResponderEliminar