28 abril 2008

Un vistazo al Sur

estamos preocupados en la España profunda y en la superficial porque los precios de la leche, del pollo (el amarillo y el otro) suben sin parar. Dicen que es culpa de las materias primas, que son pocas y cobardes. Por lo visto el petróleo se acaba, se acaba ya, pero ya ¡eh!, que no queda ni un barril. Me recuerda la gitano de las flores, "no se quede sin la rosa Maruja, que me la quitan de las manos, la última, la más bonita para ti cara de ángel, ayer tres euros y hoy por uno te lo llevas, un regalo, oye". Claro que aquí es al revés, cuanto más avanza el día, más caro está el combustible.

No lo entiendo bien oye, parece que se han dado cuenta de golpe de que hay poco petróleo y muchos consumidores, pero bueno, nos sacrificaremos y saldremos al parque de enfrente de casa andando. ¡Qué putada chico! con lo bien que se iba en coche. A lo que tiene que renunciar uno ..., me va a tocar ir andando al gimnasio ¡me cagüen!

El caso es que no se sabe si por culpa del petróleo, o por culpa de los chinos e indios, que se han empeñado en comer tres veces al día, los precios de los alimentos están subiendo de forma alarmante. Y lo malo es que aunque en todos los países suban al mismo ritmo, en unos se nota más que en otros. He leído un artículo en "The economist" en el que se habla del efecto de la subida de precios en un país africano medio, Costa de Marfil, donde el precio del trigo subió el año pasado un 77%. ¿Qué significa esto para los marfileños? Dice la revista que para las clases medias, supone dejar de ir al médico, lo cual ya le parecerá una barbaridad a cualquier occidental que lea esto. Y sigo leyendo, para aquellos que viven con 2$ al día, supone dejar de comer carne y sacar a los niños del colegio para que ayuden en las granjas, para los que viven con menos de 1$ al día, supone olvidarse de los productos frescos y comer sólo cereales, y para los que viven con 50ç al día, supone la muerte o la dependencia absoluta de los fondos de la ONU y de las ONG´s.

¿Qué, cómo se os queda el cuerpo? Es una opción personal, pero este mes he incrementado mi aportación a INTERMON/OXFAM. Desde luego no voy a dejar de tomar cañas, pero tampoco dejar a aquella gente a su suerte, a su mala suerte.

7 comentarios:

  1. Zorro, recuerdas un post mio de hace meses sobre los auténticos problemas del mundo? Pues de eso se trata. No es un tema de contaminación, especulación en combustibles o falta de alimentos.

    El problema es la super población, punto. El planeta no es capaz de sostener adecuadamente a más de 6,000 de personas. Al menos si pretendes que todos ellos tengan el mismo nivel de comfort: comida, sanidad, transporte, ...

    Es sencillo de entender, sin embargo, cuántas veces has oido a alguien plantearse este problema. Cuántas veces has oido a algún político diciendo que hay que tomar medidas ya?

    Cuando empecemos a hablar de ello será demasiado tarde!

    ResponderEliminar
  2. Así es, y así ha sido en los últimos siglos, pero por suerte los avances técnicos nos han permitido conseguir más y más producción a medida que íbamos siendo más. Las nuevas semillas, avances en el uso del agua y la tecnología de los fertilizantes permiten sacar varias cosechas al año y con más cantidad de grano cada una de ellas. El problema real es que en muchos países no tienen ni dinero, ni cultura que les permita cultivar con eficiencia.

    Por cierto New Yorker ¿qué tal has visto las condiciones de vida en tu visita a Singapur.

    ResponderEliminar
  3. Lo que hace falta es una redistribución de la riqueza y dejar de joder sobre todo a los africanos.
    ¿Queréis ver y/o cazar animales salvajes?, pues nos lo montamos en la casa de campo, y así los africanos tendrán mucha más tierra para cultivar, pero jode, el hombre blanco se queda sin la sabana y sin sus trofeos.
    ¿Queréis control de la población?, pues a quitarse de en medio a los dictadores, intermediarios y gobernantes que hacen mucho más pobres a los pobres y mucho más ricos a los ricos.
    En Estados Unidos tienen 35 millones de pobres, en New York , la cosa está jodida, el 30% de la población es pobre o vive por debajo del umbral de la pobreza, tiene testículos el temita, el país del capitalismo y la ciudad de los rascaciiiiiielos, no es todo cuestión de ser del SUR, también influye quien y como te gobiernan.

    ResponderEliminar
  4. pasaba por aquí11:18 a. m.

    ¿los negritos? Que se jodan.

    Y si vienen aquí, que se preparen.

    Firmado : Zaplana

    (el hombre del millón de euros)

    ResponderEliminar
  5. Pues a mí mal, claro, es lamentable.
    Pero bueno, para los que estamos en el primer mundo- que vaya forma de llamarlo- recomiendo comprar en supermercados alimerca.
    No hay mucha variedad pero las cajeras son simpáticas y encima ponen una sintonía de la que soy fan:
    "Alimerka es para todos,
    el prestigio asegurado,
    alimerka es diferente,
    y feliz cada cliente"

    ResponderEliminar
  6. George, si ponen un super de Alimerca por el barrio te prometo ir a comprar allí, pero sólo por tu recomendación no saldré corriendo al oír esa melodía de los tiempos del ColaCao.

    Pasaba, el señor Zaplana está en su derecho de cobrar lo que le ofrezcan. Muchos del PP le hubieran pagado más aún sólo porque abandonara el hemiciclo.

    Sobre la redistribución de la que clama Yáñez, hace tiempo que dejé de esperarla. El rollo del 0,7 es más viejo que la tos y los "negritos" no pueden esperar a que los políticos se decidan ¡Acción ya, desde cada hogar!

    ResponderEliminar
  7. Contra la globalizacion economica, gran culpable del hambre y el aumento del desequilibrio norte_sur...Alzar vuestras VOCES...todos podemos cambiar un poquito el mundo desde nuestros rincones!! Por cierto que manantial de paz es la voz de la Mari...

    http://voces.org.es/blog/

    JJ

    ResponderEliminar