06 julio 2008

Calle Melancolía

hubo tiempos en los que ser famoso era sinónimo de haber triunfado en algo fuera del alcance para el común de los mortales. En aquéllos tiempos, la gente hacía colectas (suscripciones populares las llamaban) para erigir un monumento en honor a un personaje sobresaliente. Y ese personaje había de ser realmente extraordinario para que un Ayuntamiento le dedicase una calle o un espacio público. Calle de Serrano, del Príncipe de Vergara, de O´Donnell, de Bravo Murillo, fueron los primeros personajes en gozar del honor del callejero.

Luego vinieron tiempos difíciles, donde la fama se confundió con la política y cada bando hizo estandarte del nombre de sus próceres, poniendo sus nombres en las principales avenidas, e incluso en tanques o cazas. Por poner un ejemplo, durante la guerra el nombre de Calle Mayor de Madrid se cambió por el de Mateo Morral, aquel terrorista que atentó en esa misma calle contra Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Los vencedores no hicieron sino aumentar el eco de su victoria en las placas de las calles, y los generales de Franco o los jefes de Falange estuvieron sobre nuestras cabezas durante 40 años. Fijaos que la calle en la que viví de pequeño se llamaba "Mártires del Pueblo", nombre que no me decía nada cuando lo recitaba de memoria con cinco años, pero que no hacía mucha gracia a muchos habitantes del villorrio. Con la democracia cambió a "calle Real", nombre con el cual, de momento, nadie parece sentirse agraviado.

Sin embargo, ahora que está de moda la memoria histórica y todo eso todavía veo nombres de calles que evocan tiempos pasados, tristes, y que son utilizados, sobre todo por los regidores de izquierda, con cierto revanchismo. Dolores Ibarruri, por ejemplo, fue sin duda mujer de grandes logros sociales, pero también de un oscuro pasado bélico. ¿Por qué entonces su nombre está de moda en calles y plazas?

Son tantas las veces que he pensado en este tema que aplaudo ahora la iniciativa del municipio donde vivo, donde por primera vez han sido los vecinos los encargados de elegir los nombres de las vías de un nuevo barrio. Las votaciones sólo excluían los nombres de personajes vinculados a las diferentes opciones políticas, y el resultado ha sido que los vecinos eligieron el tema, "Magia e ilusión", y dentro de ese ámbito, los nombres elegidos para las calles han sido: Calle del Embrujo, Calle de los Deseos, de la Amistad, de la Suerte, de los Sueños, Avenida de la Magia, Calle de la Alegría, de la Sonrisa, del Encanto, del Hechizo, Avenida de la Ilusión, Calle de la Imaginación, de la Fantasía y Calle de la Felicidad.

13 comentarios:

  1. Si Zorro de todo tenemos en esta gran ciudad y en sus alrededores algo similar, y como en mi pueblo que tenemos una zona de T.B.O con todos sus personajes y es para partirse de risa, ¿sabes dónde está la calle de la rue del percebe?, ¿y la plaza de Mortadelo y Filemón? pero creo que todos los barrio, pueblos y ciudades tendrían que tener una calle, avda., paseo o lo que fuese donde no viviera nadie y se llamara "DELASMALASPERSONAS", y así cada uno que pensara lo que le viniera en gana.

    ResponderEliminar
  2. Calle Melancolía, esa era mi calle de La Granja de siempre o de San-ilde de los pijos de La Granja. Y a veces siento melancolía de la calle Melancolía.

    Lo malo de las elecciones de tus vecinos en las calles en las que viven es que luego entre ellos, en sus comunidades y en sus actos son cambiadas por:
    Calle del odio, de la envidia, del falso testimonio, de la lujuria, de la carroña... en fin... calle de la polla.
    Pero no dejan de ser buenas iniciativas y si algo se les pega... mejor.

    ResponderEliminar
  3. pasaba por aquí10:58 a. m.

    A mi me gustaría que hubieran nombres de calles chorras (o no tan chorras):Plaza de los Gansos, Calle de la Tontería, Calle de la Inteligencia Militar, Calle del reloj parado, Avenida de la Estupidez, Paseo de los Bebedores (mi calle)....

    ResponderEliminar
  4. Amigo Zorro!. Ya hemos hablado alguna vez de esta problematica. Alabo el gusto a tus vecinos. Respecto a Calle Melancolía, sabes que desde hace años quiero mudarme al barrio de la Alegría, pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía y en la escalera me siento a silbar la melodía...
    El viernes te la canto!

    ResponderEliminar
  5. Maravillosa idea, Zorro. La aplaudo. Hay tantas calles con nombres infames... viva Calle Melancolía.

    ResponderEliminar
  6. A mí me gustan las calles que tienen nombre de película, aunque claro vivir en Psicosis tiene que ser un trago.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:07 p. m.

    ciskin de los zorros

    imaginaros los pobres de benidorm que viven el la c/ del coño

    ResponderEliminar
  8. Me gusta la iniciativa del ayuntamiento. Ahora que lo pienso, molaría vivir en un barrio de filósofo, o en uno de literatos o de físicos... A ver si al alcalde de las ciudades en las que me reparto tiene una idea así de feliz.

    ResponderEliminar
  9. Por aqui hubo una época en que no contentos con el tema calles que pasó de la politica al folclorismo(C/ Carmen Sevilla por ej)se empezaron a bautizar edificios con los nombres mas subrrealistas . Así está el Edificio Islas Malvinas que ya me diras tú en que nos toca a nosotros..
    Me gusta la iniciativa de tu pueblo y me gustaria vivir en la calle de los sueños o algo así.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Ciskin de los zorros yo me alegro por los pobres de
    Benidorm(itorio), por lo menos tienen algo que comer.

    ResponderEliminar
  11. me gusta la idea de que la gente participe y decida cómo quiere llamar las calles que habita. darse una vuelta por la zona de la magia y la ilusión tiene que ser una gozada!! como darse una vuelta por tu blog :)

    ResponderEliminar
  12. La derecha, la izquierda, me da lo mismo, el ser humno en general ha cometido barbaridades que me dan miedo, da igual la patria, la nación, la ideología...
    Es el eros y el thánatos (no estoy seguro de que se escriba así), ya lo dijo Freud...
    Aplaudo la iniciativa.

    ResponderEliminar
  13. La derecha, la izquierda, me da lo mismo, el ser humno en general ha cometido barbaridades que me dan miedo, da igual la patria, la nación, la ideología...
    Es el eros y el thánatos (no estoy seguro de que se escriba así), ya lo dijo Freud...
    Aplaudo la iniciativa.

    ResponderEliminar