24 julio 2008

La increíble hucha menguante

en Enero de 2002 entró el euro en gran parte de los países europeos. Dicen que sus objetivos eran:
  • conseguir una moneda fuerte, que diera más peso a Europa en la economía mundial y configurara al Euro en nueva moneda de reserva para terceros países.

  • También la eliminación de los costes transaccionales entre monedas europeas, lo que por fin abría una libertad de comercio total dentro de la Unión.

  • Ventajas para el movimiento de personas, por supuesto, que ahora pueden usar su medio de pago habitual en un montón de países.

  • Evitar las fluctuaciones frente a otras monedas exteriores, como el dólar. Y por ende, resistir aún mejor las variaciones del precio de materias primas valoradas en dólares.
Pues bien, estoy convencido de que todas ésas expectativas se cumplieron. Felicidades señores eurodiputados.
¿Y el pero? Pues mira, el pero fue que nos engañaron. Según los políticos la inflacción ha subido algo más del 25% en estos cinco años y medio de euro y yo digo QUE ES MENTIRA. Eso es lo que han subido los periódicos y las latas de Coca-Cola. El resto ha subido como la espuma. Y no hablo sólo del café del bar. Hablo de la vivienda (más del 100%) del combustible (más del 100%), del transporte público (más del 40%), el pan (más del 60%) ...
Ya sé que no descubro nada nuevo, pero es que cuando vas fuera de España la realidad estalla en tu cara. Yo creía que Alemania era carísimo y que los alemanes venían a España de turismo por el precio más que nada. Nones. Los hoteles valen lo mismo, la ropa menos, la comida en los restaurantes y el desayuno en los bares, lo mismo, la gasolina más, eso sí (un 15% más), la vivienda por lo que he visto en los carteles de un par de inmobiliarias, poco se lleva (y con bastante mejor pinta que la nuestra).
Conclusión: o yo estaba muy equivocado y los precios alemanes siempre fueron similares a los nuestros, o alguien nos la ha clavado con los números. Mire, Sr. Rato, aquél 4% de inflacción en 2002 se lo inventó usted. Fijo. Y usted Sr. Solbes, que no ha dicho nada al respecto, me temo que también ha de estar en el ajo.

Mientras, nuestras huchas de euros están quedándose en los huesos ..., ¡ay! que nostalgia de aquéllos cochinos llenos de monedas de 20 duros ...

7 comentarios:

  1. pasaba por aquí11:04 a. m.

    Como decía Balmaña: "Totalmente de acuerdo José María"...... nos canean, nos han caneado y nos canearán..... lo único más caro en europalandia es el acohol en los bares (cada vez menos), el tabaco y la prostitución (de hecho por esto vienen los guiris aquí).... todo lo demás..... mentira!!!!! y como somos un país de borrachos fumadores puteros... pues contentos que nos quedamos......

    No obstante, es un placer poder ir por estos países y hacer acopio de ropa, discos -en vinilo baratísimos-, zapatos, electrónica, libros.......

    Seguid disfrutando...y haced un poco el gamberro joder, que la normalidad, al final desemboca en la anormalidad.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué pena da el cerdito! Cuando estuve en Alemania, algunas cosas me parecieron muy caras, pero de eso hace seis años y aquí ya nos hemos puesto a la altura para que no se diga. Recuerdo que dijeron que con el euro los precios no tenían por qué subir. No tenían por qué pero subieron. ¿Para cuándo una subida salarial a la altura de los precios? Eso, nunca lo sabremos.

    ResponderEliminar
  3. Sí, ahora te pasas el día soltando billetes, porque con las monedas el café del desayuno y poco más. Pero no hagamos caso de las encuentas y vayámonos al extranjero a gastar, jaja ... ya te contaré por Italia.
    Desde luego, el cerdo da pena, sobre todo habiéndote visto romper uno bien hermoso para pagarte una cena, jajaja. Pasadlo bien. Besos

    ResponderEliminar
  4. Zorro, estás sacando las cosas de contexto my friend! Nadie mintió cuando dijo que la inflacción era del 4%. Lo que tienes que calcular es lo que representa un 4% acumulado sobre 6 años.

    El poder del interese compuesto!!! Un 4% acumulado sobre 6 años representa exactamente un 26.5%.

    A "La estatua ..." le diré que justo la única manera de controlar la inflacción es evitar subidas salariales. Se controla el consumo y las cosas tienen a volver a un cauce normal en un tiempo. El unico consuelo que nos queda es que el gobierno actual no tiene capacidad de emitir moneda y empeorar la situacion. Menos mal que tenemos un banco central europeo que entiende el problema y sigue subiendo los tipos de interés - la herramienta más efectiva para controlar la inflacción.

    ResponderEliminar
  5. "Inflación" se convirtió, hace rato, en una palabra fantasma. No porque no exista (que existe, ¡y cómo!) sino por lo que asusta.
    Decimelo a mí, argentina. Estamos hartos. Aquí, allá, y más allá también.

    ResponderEliminar
  6. Zorro te vas p´alemania y estudias economía, eres un "mostro" que dicen por esas tierras, y al banco central euro-pedo, a su presidente a su séquito, a Rato, a Montoro, a Solbes que les den por el culo con una caña rajada, que dicen que duele.
    Si controlas la inflació paras la producción y consigues más paro y haces a los pobres más pobres,y los pudientes tienen su colchón, estos nos llevan a la Guerra.

    ResponderEliminar
  7. Sé de lo que hablas. He vivido en Escocia cuatro años, y se supone que debiera ser más caro, pero no, si vives allí es infinitamente más barato. Puesto que como tu sueldo y los precios están equlibrados ahorrar es posible y sencillo.

    Vivir en España es cada vez más caro. E imposible.

    ResponderEliminar