22 octubre 2010

Círculos de amistad

hace unos meses apareció un artículo de Robin Dunbar en "The Times" referente a la cantidad de gente que podemos considerar"amigos". Quizá hayáis oído hablar de él porque tuvo bastante recorrido al usar como sujeto de estudio los "amigos de Facebook". En un estudio cuantitativo del término, hablaba de una cantidad máxima de personas de cuyas vidas podemos tener cierto conocimiento, a la vez de tenerles aprecio y hasta cierta confianza. Pues bien, el máximo de personas que podríamos tener "controladas" como amigos sería de 150. Es importante reseñar que los estudios antropológicos que inspiran el artículo "How many Facebook friends is too many?" ponían este máximo basándose en la capacidad humana de establecer relaciones y en la memoria para recordar las interacciones entre el resto de miembros del grupo.

Este círculo es dinámico, es decir, lejos de coincidir con la teoría del círculo de confianza, (tan desarrollada en el cine, en comedias como "Los padres de ella" o en pelis de suspense como "La tapadera"), donde el grupo es cerrado y sólo puede estarse "dentro o fuera, nunca en el borde", esta otra teoría admite que los amigos se renuevan constantemente a lo largo de la vida, dejando entrar y salir a a parte de esos "150 elegidos" tantas veces como queramos, sin ser ello mejor o peor para el poseedor de todos esos amigos.

Ha de quedar claro que los científicos no hablan de calidad de los amigos, sino de cantidad. Habrá gente afortunada que entre esos 150 encuentre un par de ellos dispuestos a dar su vida por uno, diez más que confían ciegamente en él y incluso cincuenta que pudieran prestarle una cierta cantidad de dinero ... el resto serán, con toda probabilidad gente que se alegra de verte una vez al año y que recuerda tu cumpleaños porque lo lee en la agenda. Quizá os reunáis todos un par de veces en la vida en bodas, bautizos y comuniones, pero luego pasarán muchos meses sin ni siquiera dedicaros un recuerdo. También habrá gente con 1000 amigos en Tuenti de los que únicamente conoce el "nick".
En cualquier caso, unos y otros, después de leer esto habremos hecho un rápido cálculo mental de nuestro círculo, sumando un par de decenas de familiares, los del curro o ex-curro y los "del pueblo", más compañeros del cole o la universidad y sus respectivas parejas ... ¡oye, voy a tener que echar cuentas para llegar a los 150!

Mientras cuento y recuento, voy a poner la canción de hoy:

"Walking on thin ice" con Yoko Ono

5 comentarios:

  1. ¿150?. Eso es una manifestación no autorizada.

    ResponderEliminar
  2. pasaba por aquí5:04 p. m.

    Zorro,
    me prestas 10.000 €? Te los devuelvo cuando nos veamos.

    Gracias amigo, sé que podía confiar en ti.

    ResponderEliminar
  3. pasaba, vas a acabar con mi presupuesto de préstamos a amigos tú solo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Buf, los amigos! Hay quien duda de que la amistad exista realmente. Sin llegar a tanto yo diría que la amistad es un sentimiento de segunda división que está demasiado sometido a los cambios de circunstancias famililares, académicas, laborales, geográficas, económicas y de costumbres.

    Y pasa también que como en el fondo somos unos sentimentales y nos jode admitir que con determinados señores ya no tenemos nada que ver a pesar de haber pasado años juntos, nos empeñamos en considerar y en llamar amigos a un montón de gente que no llega a la categoría de conocido con el que más o menos simpatizas y te ves una vez al siglo.

    Buena entrada, sí. El tema me interesa.

    ResponderEliminar
  5. Diálogo en "Más Falsas Apariencias", cuando el pardillo Oz pide ayuda a Jimmy Tudeschi (Bruce Willis), asesino retirado:

    - "tienes que ayudarme ¡eres mi amigo!"
    - (con cara de póker) "la amistad estás sobrevalorada. Tengo muchos amigos".

    ResponderEliminar