06 enero 2011

Ley de Godwin


a raíz del post anterior y del comentario de Art. al mismo, he conocido la Ley de Godwin. En Wikipedia se encuentra su enunciado, "A medida que una discusión online se alarga, la probabilidad de que aparezca una comparación en la que se mencione a Hitler o a los nazis, tiende a uno".


A lo largo de estos días hemos oído a varios periodistas y políticos hablar del nazismo para sustentar sus críticas a la ley anti-tabaco. Además de las frases gloriosas del post anterior, hemos leído en Twitter a Arturo Pérez-Reverte fabular con que "Ana Frank fumaba, la delató un vecino cuando bajó a fumar al bar", o al inefable Javier León de la Riva, parafraseando a Niemöller, "Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío. Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí". "Aquí empezamos por denunciar a los fumadores".

Es habitual que a lo largo de una conversación cualquiera de nosotros evoque a Hitler o Goebbels como el máximo exponente de la maldad humana. Supongo que Jesús, Teresa de Calcuta o Vicente Ferrer son el extremo contrario, pero no impactan tanto en la argumentación. Es lamentable, no obstante, que los columnistas y los políticos, que al fin y al cabo son profesionales de la argumentación, sean tan simples que necesiten recurrir a Hitler para apoyar sus opiniones.

Menos mal que tenemos a la blogosfera para leer opioniones frescas e imaginativas. Los blogueros somos quizá más amateurs, pero también más auténticos.

7 comentarios:

  1. Pasaba por aquí1:03 p. m.

    Con lo del tabaco se han utilizado argumentos patéticos para criticar una ley acertada; muestra de ello es que está vigente en el resto de lo que llamamos mundo occidental (y la gente está en contra con la única finalidad de criticar al gobierno).
    A toda esta panda de "pseudo anti-prohibicionistas" que está saliendo en los medios neocons (que no son pocos) enfundándose en una supuesta "defensa del individuo a hacer lo que quiera", los mandaría a todos a la puta mierda (sin más, no merecen nada, ni una mísera hostia).

    Lo que no se dan cuenta es que son ellos los que realmente actuan como los nazis, difundiendo mil y una veces mentiras para que al final la gente crea que son verdad (un ejemplo: lo que han hecho con la Pajín y que supuestamente incitaba a la delación de los bares -que la Pajín sea inútil no implica que puedan manipular sus palabras con la ligereza que lo han hecho- ).

    Cada vez me preocupa más las corrientes neocons y sus putos tentáculos, que con esta careta que llevan (de la supuesta libertad del individuo) tienen su plan trazado de llevarnos al pensamiento único según sus repugnantes "normas".

    Un abrazo Zorro, espero que los reyes se hayan portado contigo

    ResponderEliminar
  2. es más sencillo Pasaba, se trata de darle a la gente lo que quiere. Ahora toca poner a parir a Zapatero, como antes a Aznar y mucho antes a Felipe y a Suárez. La gente quiere ser feliz y cuando en lugar de eso tienen problemas, necesitan culpar a alguien. Los medios de hoy, puros idiotas y seguidistas, son la correa de transmisión de la opinión pública. El periodismo de investigación y crítica agonizó hace tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con los dos comentarios. Con pasaba por aquí, para una ley acertada que hace este gobierno... y les arrean.
    Si la gente fuera educada no haría falta una ley como esta, pero por desgracia hay un cierto % de fumadores que se pasan el respeto por el forro. Y sinceramente ayer estuve tomando unas cañas y daba gusto el aire limpio del bar.
    Zorro, el periodismo agonizó y no sé si estará ya muerto. Es increible como en las ruedas de prensa, nadie se atreve a cuestionar a un político o empresario o sindicalista por la barbaridad de turno que acaba de decir. Sale uno y dice "la tierra es cuadrada" y se limitan a ponerlo en el telediario o las noticias de la radio: "fulanito dijo que la tierra es cuadrada". Oiga de verdad no hay nadie con huevos para decirle en directo "¿se da cuenta usted de la cafrada que acaba de decir?"... pues parece que no. Porque el de Valladolid las pone a huevo para eso y nada.
    Felices reyes y feliz 2011, caballeros

    ResponderEliminar
  4. Yo es que pienso que esto es una cortina de humo(valga la redundancia) para no hablar de lo que importa...sigue habiendo cuatro millones de parados, si fuman o no, es algo que me la trae al fresco...

    Besicos

    ResponderEliminar
  5. Una mentira repetida...acaba siendo una verdad.
    Estoy de acuerdo con Belén. Antes tuvimos el mundial, ahora el tabaco. Con los romanos era el circo con sus gladiadores. Marx hablaba de un opio para el pueblo..

    ResponderEliminar
  6. Interesantísima apreciación. A pesar de que los aliados,en particular EE.UU,y la URSS cometieron graves aberraciones y crímenes contra la Humanidad durante la IIGM y mucho después (de hecho los yanquis ahí siguen cometiendo a diario crímenes de guerra con dos cojones), el cine,la tele y los gilipollas habituales han conseguido que en el imaginario popular únicamente Hitler y los nazis sean equiparables al Coco y al Hombre del Saco. Cierto que en cualquier debate en elque alguien sea enérgico, defienda los valores nacionales o critique vehementemente ciertas ideas políticas, el calificativo de nazi o fascista no terminará en caerle encima como un sambenito inapelable.

    ResponderEliminar
  7. ^^

    De todas formas, eso de la blogosfera... ¿no se yo, eh? Quizá los bloggers sí, pero los internautas son los que más pecan. De hecho, fue en menéame.net donde aprendí lo que significaba esa ley y donde la vi más veces cumplida. Bueno, eso era al principio, ahora ya se sabe que es algo que no hay que hacer (las comunidades, que evolucionan).

    Y en cuanto a la ley en sí, supongo que es lo que dice el comentario anterior, los nazis están tan grabados en el inconsciente colectivo que creo que cuando buscamos un ejemplo de algo horrible son de lo primero que nos ofrece nuestro coco.

    Un saludo.

    ResponderEliminar