26 septiembre 2011

Reciclaje

aparte del nombre de un garito de Guadarrama, la palabra "reciclaje" viene a ser el "proceso al que se somete un material con el fin de utilizarlo de nuevo".

Bien, pues parece que las administraciones locales entienden algo distinto, y cuando nos bombardean con la susodicha palabra, parecen referirse a acumular, recoger y transportar materiales sin importarles mucho el resultado final. En este proceso de "separación" previo al reciclaje, los ciudadanos se toman la molestia de tener unas cuantas bolsas de basura en casa y transportarlas al punto limpio. Después, tenemos que confiar en que el ayuntamiento de turno entrega los residuos a plantas adecuadas para generar un material nuevo.

Acerca de este punto, el que escribe ha oído rumores de fraude por parte de las contratas de basura, y mis sospechas aumentaron el día que el vigilante del punto limpio de Alcobendas me recriminó por hacer unas fotos al recinto. No me dio explicaciones al respecto. Últimamente, tras leer algunas noticias, veo que ser un fan del reciclaje es un acto de fe.

En fin, sí al reciclaje y no a las milongas. Dibujitos como el de abajo están bien, pero si nos dan cifras y vemos resultados, pues mucho mejor.



La mayoría de la gente nos hemos creído que reciclar es bueno, pero queremos ver un beneficio tangible. No digo ya que nos paguen por reciclar (lo habitual en algunos países) pero sí que al menos nos informen del resultado de nuestro esfuerzo. Y por supuesto, si este esfuerzo revierte en beneficio para el municipio donde vivimos, que se note en una reducción de impuestos y no en un incremento.

Por comparar, al menos en España vamos algo más avanzados que en Inglaterra.
Londres, aparte de ser bastante cochina, carece de un número aceptable de papeleras lo cual incrementa el número de barrenderos necesarios para recoger tanta lata de refrescos y envase de comida. Los barrenderos echan todo al mismo cubo, al igual que el común de los mortales pues, al menos donde vivo, no hay recogida selectiva de basuras (ni papel, ni plásticos, ni vidrio). Lo que no sé es si luego separan algo en el vertedero.

9 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Londres, querido zorro, carece de papeleras porque se consideran especialmente arriesgadas debido a las amenazas terroristas. Eso contribuye a que esté más sucia.

    No entro a valorar si es una buena medida o no

    ResponderEliminar
  3. Señor Zorro, yo le voy a dar mi opinión, que es muy clara a este respecto.

    El reciclaje me parece en teoría una cosa razonable y positiva, pero en la práctica sucede lo que usted tan elocuentemente nos explica en el post. Nos ponen contenedores por separado, recipientes de reciclaje de aceite vegetal, etc, y después alguien lo mezcla todo y a tomar por culo.

    Este dato que usted parece descubrir ahora yo ya lo conocía desde hace 10 años y lo había comprobado in situ.

    Los motivos del fraude son variados, pero básicamente le puedo asegurar sin ningún género de duda que hay gente que se hace de oro con el negocio del reciclaje y que interesa mantenerlo a toda costa porque hay unos intereses creados alrededor de este chanchullo. A los fabricantes de cincuenta mil tipos de contenedores de colores, a las empresas que los distribuyen y venden y a los ayuntamientos que reciben las subvenciones por ejemplo de la Junta, se la sopla enormemente que después se recicle o se meta toda la mierda en la misma bolsa.

    Por este motivo, y disculpe mi lenguaje airado, yo echo la basura donde me sale de los cojones sin mirar el contenedor. No echo el papel en los depósitos de papel salvo que esté justo en frente de mi casa (como es el caso) y por supuesto, solo faltaba, no separo la basura dentro de casa. Hacerlo es una pérdida de tiempo. Además yo no soy un muñequito al que manejar. De mí no se ríe nadie.

    El respeto a la naturaleza y al medio ambiente no pasa por estos rollos, se lo aseguro.

    ResponderEliminar
  4. New Yorker, entiendo que el que tomó esa medida lo habrá pensado bien ... ejem.

    ¿Cree usted, Mr. Al que una mayor transparencia en la gestión de residuos contribuiría a su reconciliación con los contenedores de colores?

    ResponderEliminar
  5. Si obtengo pruebas documentales evidentes de que se gestiona correctamente el reciclaje, si las Administraciones asumen directamente la fabricación y distribución de contenedores, si me demuestran que el 80% de la población los utiliza bien y además me convencen de que todo ello repercute notablemente en la mejora del medio ambiente, entonces reciclaré.

    ResponderEliminar
  6. Vamos a ver... lo de las papeleras de Londres era "entendible" hace 20 años -cuando fuí por primera vez a Londres- por el tema de IRA.

    A día de hoy me parece una soberana estupidezzz.

    Relativo al tema de la "no separación". Hay ciudades que están empleando técnicas de separado de residuos muy, muy novedosas que hace que no sea necesario la separación en origen. No digo que este sea el caso de Londres, claro.

    Neri, echarás la basura donde quieras, pero en mi comunidad recibimos cada 2 por 3 aviso de multa por no separa bien las cosas. Claro, que siempre me he preguntado cómo hacen para comprobarlo... para mi que es una carta estándar que envían a todas las comunidades para acojonar...

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12:02 a. m.

    Seguiré reciclando cada residuo en su color (ver último informe de la OCU), también seguiré pagando el impuesto para que me retiren y reciclen los electrodomésticos, al igual que votaré en las próximas elecciones,¿o ahora se llaman penetraciones anales?, aunque luego nos estafen los muy bastardos...., "CUMPLIRÉ COMO EL CIUDADANO QUE TIENE MIEDO A LAS PAPELERAS", para descojonarse, si serán londonpollas estos del MI6, que cierren el subway por si les ponen alguna bomba y seguro que en las olimpiadas pondrán papeleras y a Ruper M.y a Aznarín hablándolas por el móvil.
    Yáñez

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Coyote, eso de la carta está muy bien, pero suponiendo que las comunidades de vecinos puedan ser responsables como tales de esa infracción administrativa (que lo desconozco aunque lo dudo), habrá que demostrarlo, algo complicado porque los contenedores a menudo son para varios bloques.

    Además me la suda. Que me pillen, que me multen y luego ya veremos.

    ResponderEliminar