11 abril 2006

La masa voluble

No dejo de sorprenderme por la ligereza e inconstancia que podemos llegar a desarrollar los humanos. Lo que un día es negro, al otro es gris y cuando aún no nos hemos acostumbrado al nuevo escenario, ya es blanco.
Un buen ejemplo es la política italiana, cuarenta y tantos presidentes desde 1945. ¿Tan malos han sido hasta el punto de que Berlusconi sea uno de los más longevos en el cargo? No lo creo. ¿ es entonces un tema cultural? Pues tampoco. Creo que simplemente somos extremadamente sensibles a la influencia de los propagandistas, de los agitadores.

Jesús de Nazaret nos podría contar algo sobre esto. El pasado domingo los cristianos conmemoraron la entrada de Jesús en Jerusalén mientras la multitud lo celebraba con ramas de palmera y vítores. Tan sólo cuatro días después fue conducido al Gólgota entre el desprecio y los aullidos de una turba encantada con el espectáculo.

La Historia nos cuenta que la multitud fue fácilmente manejada por los oscuros intereses de unos pocos espabilados. Dos mil años después, poco hemos cambiado.

3 comentarios:

  1. ¿11 M? ¿Porqué me habrá venido a la cabeza esa fecha? Ah, los misterios de la mente.

    ResponderEliminar
  2. Qué mente más lúgubre tienes, Nolín de los Bosques!!!. Más aún que la del mejor politico de los ultimos años, el nuevo ministro Rubalcaba. Y... ¿por qué me habrá venido este magno señor a la cabeza tras tu comentario?. Uyy!. Que va a ser verdad lo de la mente...

    ResponderEliminar
  3. Pues como nos oiga Acebes en la próxima sesión del Congreso relaciona la caída de Aznar con la crucifixión de Jesús. No des ideasssssss

    ResponderEliminar