11 junio 2006

Mi gozo en un pozo

como no quiero ser pesimista, no me voy a quedar con el "amarre" que hicieron tanto Argentina como Inglaterra yer. Ni siquiera con la pobreza de la selección holandesa en su partido de hoy contra Serbia. Me voy a quedar con el guante de Beckham, la rapidez de los marfileños y los regates (le han sobrado bastantes) de Robben. Y sobre todo con la esperanza de ver lo mejor de esas tres selecciones, a saber, Messi y Tévez en la albiceleste, Rooney en los "pross" y el carácter ofensivo que como entrenador se le supone al que ha sido el mejor delantero holandés que he tenido ocasión de admirar, Marco Van Basten.

Ahora estoy viendo a Mexico y a Irán. Mexico es una selección tradicionalmente especulativa y con esas credenciales vuelven a este mundial. De hecho, su mejor jugador es un "líbero", el barcelonista Márquez. Lo malo de salir a meter un gol y cerrarte es que tras veinte minutos de juego el rival te haya dado dos sustos y tú no hayas llegado a su área. Bien por Irán, se están divirtiendo y de paso, divirtiéndome a mí y despertando a los aztecas.

(...) En la segunda parte, más.

Ya terminó el encuentro. Hubo suerte y marcaron los iraníes. Digo suerte porque así los mejicanos tuvieron que aplicarse. Al final 3-1 y un partido más entretenido que los de esta mañana.

Por cierto que al divertimento contribuyó La Volpe, el entrenador de Mexico con su "look" y su estrambótica corbata con dragón incluido.

1 comentario:

  1. Que suerte la tuya que puedes ver los partidos, en mi casa no veo la sexta de modo que no podré replicarte. Si he visto algunos del fín de semana y me han parecido francamente malos. Si España empata con Trinidad jugando con 10, gana a Paraguay con gol en propia puerta de Gamarra, o vence por la mínima a una Costa de Marfil que ha dejado los colmillos en la patera, nos estamos haciendo el harakiri colectivo.

    ResponderEliminar