15 septiembre 2007

Protección de los autores

Manu Chao ha sido declarado culpable de utilizar en una de sus canciones la voz de dos personas sin su permiso. La ilegalidad en cuestión fue cometida en 2001, cuando el cantante sacó el albúm "Próxima estación ... Esperanza". Resulta que una de las canciones del disco termina reproduciendo la locución "din, don, din, próxima estación, ... Esperanza" que se puede oír en el Metro de Madrid cuando te acercas a esa parada. Y hete aquí que los "intérpretes" de ese aviso a dos voces sintieron vulnerados sus derechos de autor. ¿Ridículo? Parece que no, puesto que los tribunales han apreciado la demanda y condenado a Manu Chao a pedir perdón e indemnizar económicamente a los ofendidos.

Mientras tanto, el el otro lado del globo, las empresas chinas de automóviles sacan al mercado varios modelos clavados a los Smart o BMW, pero allí no pasa nada. Cualquiera se mete con los chinos.



Convulso mundo el de la propiedad intelectual ...

4 comentarios:

  1. En mi profesión, algunos llaman a eso de los chinos "mejorar en barato"

    ResponderEliminar
  2. Pues el presidente de Shuanghuan ha dicho que no es imitación, sino un "homenaje"

    ResponderEliminar
  3. NOLINDELOSBOSQUES2:24 p. m.

    Pues a mi me parece muy bien que le hayan condenado, últimamente estoy muy susceptible con eso de los derechos de autor. Como ya sabréis nos van a gravar con un canon los dispositivos que puedan reproducir contenidos multimedia, de modo preventivo, porque como todos somos unos chorizos en potencia pues te hago pagar cometas o no, el delito.
    Yo también establecería un canon a los políticos por inútiles, demagogos, chorizos, carentes de ideas, sectarios y si luego resulta que no lo son pues mala suerte para ellos, pero el impuesto ya estaría cobrado.

    ResponderEliminar
  4. Nolín!, eres un ventajista. Todos los politicos responden al perfil para pagar el canon...

    ResponderEliminar