25 agosto 2008

vuelta a la rutina

se acabaron las fiestas de Collado, se acabaron las vacaciones. Acaba de terminar el encuentro de vuelta de la Supercopa y el Real Madrid gana 4-2. Partido vibrante y buen broche final para las magníficas vacaciones que he disfrutado este año.

Mañana regreso a la oficina con las pilas muy cargadas. Si los quince días en Alemania fueron fabulosos, las fiestas del pueblo no se han quedado atrás. Ha venido mucha gente al pueblo, las orquestas han sido buenas y el clima no nos ha machacado demasiado (algunos años bajamos de 5 grados). En cuanto me las manden, colgaré alguna foto en la galería lateral.

Estos días nos hemos reído mucho en familia y además,¡por fin comenzamos con las obras de la casa! Ya la están derribando estos días y aunque me da pena ver cómo desaparece el hogar de nuestra familia en los últimos cien años, ya sólo pienso en la construcción del nuevo edificio. La casa vieja estaba tan deteriorada que no hubo otra opción así qué, no miremos atrás y pásemos página.

Está claro que somos unos privilegiados. Reímos y vivimos. La catástrofe del otro día debería enseñarnos, si no lo sabemos ya, que no necesitamos más que la vida para ser felices. Y desde luego, Collado Hermoso es un buen lugar para vivir esa vida.