16 diciembre 2008

Una pregunta os hago ...

hace unos meses una persona a la que aprecio, un proyecto de amiga, me dijo que estaba algo desilusionada con los amigos, que la amistad le parecía un concepto sobrevalorado, ¿qué pensáis vosotros?

13 comentarios:

  1. Uff, por dónde empezar….¿Por “persona que aprecias o por proyecto de amiga”? jajaja
    Ya más en serio…., “el que tiene un amigo tiene un tesoro”, como puede que dijera la madre sabia de Yáñez. Desde luego, yo no sería la misma sin ellos. ¿Pocos/ muchos?. ¡Quién puede cuantificarlo!. Copiando a uno de ellos diré “los amigos son los que en los buenos momentos acuden cuando se les llama; y en los malos momentos sin ser llamados…”.
    Aún así, la amistad, como tantas otras cosas, hay que cuidarla. Y unas veces das y otras recibes, pero no puedes exigirla. Siempre habrá gente a la que tú aprecies más de lo que ellos te aprecian, y a la inversa. En fin, cómo decir en pocas palabras algo tan imprescindible para mí…
    Pd. Mis amigos son los más guays… aunque sólo me aprecien, jajajaja.

    ResponderEliminar
  2. La amistad es algo que sale sin querer, porque te sientes bien compartiendo con esa persona. Es irremediable, como el amor, porque en realidad también es un acto de amor en sí mismo, incluso más puro que el sexual. Tu proyecto de amiga está dañada, sólo es eso, es cuestión de hacerle ver que el término amistad puede que no exista, pero siempre existirán personas, personas amigas.

    ¡Suerte!

    ResponderEliminar
  3. pasaba por aquí11:20 a. m.

    Yo también creo que la amistad está sobrevalorada, al menos la barra del Bar Amistad cerca de mi casa, los vermouths son malos y no ponen aceituna, no tienen quintos y los cubatas no son generosos.

    ¿Espe tiene amigos? si ella tiene, no debe ser nada bueno.

    ResponderEliminar
  4. ¿Amigo? Ni siquiera la RAE lo tiene claro
    (Del lat. amīcus).
    1. adj. Que tiene amistad. U. t. c. s. U. como tratamiento afectuoso, aunque no haya verdadera amistad.
    2. adj. amistoso (‖ perteneciente a la amistad).
    3. adj. Que gusta mucho de algo.
    4. adj. poét. Dicho de un objeto material: Benéfico, benigno, grato.

    En el caso de la amistad lo tiene un poco más claro.
    amistad.
    (Del lat. *amicĭtas, -ātis, por amicitĭa, amistad).
    1. f. Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato.

    Debería apuntar: Amistad con uno mismo, lo demás son utopías

    ResponderEliminar
  5. Yo a veces me pongo jocosa y digo que la familia y la sinceridad están sobrevalorados. De tanto decirlo, sobre todo lo primero, acabaré creyéndolo.
    No creo que la amistad esté sobrevalorada. Es sólo que es un asunto problemático, por lo difícil de conseguir, cuidar y conservar. A veces nos decepcionamos porque esperamos de los otros cosas que ni siquiera que les hemos pedido pero que sí les hemos dado sin que ellos lo reclamasen. Es un asunto difícil, pero no creo que se sobrevalore.
    Lo que sí pienso es que la amistad, como tantas otras cosas, es menos folclórica, efusiva y chispeante de lo que queremos creer. Eso sí que es una carrera de fondo.

    ResponderEliminar
  6. Solo pensar que pudiera perder a cualquira de mis amigos se me encoge el corazón. ¿Cómo demonios se puede decir que está sobrevalorada?

    ResponderEliminar
  7. La amistad está infravalorada, pero la de verdad, no los conocidos con los que de vez en cuándo compartes algunas cosas. Un amigo no se elige, hay que ganárselo, del mismo modo que tú serás amigo de aquellos que lo merezcan y lo hayan demostrado sobradamente con sus actos a lo largo del tiempo, ese mismo comportamiento de dar sin esperar respuesta has de tenerlo también tú. Sólo en los malos momentos reconocerás a tus amigos, y esperemos que tengas pocas oportunidades para comprobarlo.
    Yo me voy a atrever a ponerlo en mayúsculas, AMIGO ZORRO.

    ResponderEliminar
  8. Creo que uno no es igual con todas las personas.
    Tengo amigos a los que veo seguido y otros a los que veo no tan seguido, tengo amigos a los que les cuento todo y otros a los que no les cuento casi nada. Pero por algún motivo los considero Amigos a todos.

    ResponderEliminar
  9. En esto de la amistad, hermano zorro, como en todo, hay que tener suerte pero también saber darse a los demás.

    Como decía aquel Todo el mundo quiere tener un amigo pero pocos se toman las molestias de ser uno.

    Yo soy un afortunado porque al contrario que tu proyecto de amiga, creo que la amistad no esta nada sobrevalorada

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Los amigos tienen que ser como las nubes recoger para derramarse, y aceptarlos como son, no juzgarlos por sus palabras sino por sus actos, esto no es mío es un batiburrillo de un libro que me estoy leyendo, son palabras de un saber milenario.

    ResponderEliminar
  11. no es justo que os pida vuestra opinión y no os dé la mía, así que, ahí va:

    yo meto a la familia y a los amigos en el mismo saco, con la diferencia de que a los amigos hay que ganarlos, la familia, ya viene puesta. Efectivamente hacer amigos es una carrera de fondo, una carga a veces, pero la recompensa es muy gratificante. Es hermoso verse rodeado de amigos. Yo los tengo y lo valoro en su medida. Sólo espero que si alguna vez notáis que flojeo, me lo advirtáis. No quisiera perder a ninguno de ellos por desidia o descuido.

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado tu último comentario. Los amigos, por fuerza tienen que ser pocos, son la leche. Es la "familia" que escoges y que vas formando con el tiempo.
    Y cuando un amigo nos falla es una puñalada tremenda, de las cosas que duelen de verdad. Por suerte pasa poco.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo12:27 p. m.

    Temo el significado que algunas personas le dan a la palabra "amistad".

    Conozco casos "espeluznantes" para quienes la amistad es un "dame, dime, alimenta mi ego, déjate manipular, házme feliz que para eso estás".

    Es algo muy parecido con lo que ocurre con la palabra "amor".(Qué pocos conocen su valor).

    Creo que la verdadera amistad, ES. Así de sencillo.

    Nunca he sentido que fuera un "trabajo", "un esfuerzo", "algo que alimentar para que no muera".

    Siento Amor por mis amigos. Me considero privilegiada por conocerlos y compartir los momentos de vida que surgan en nuestros caminos. Son un Honor.

    A algunos, no los veo desde hace muchos años, y los siento tan cerca que podría abrazarlos, y de algún modo, en mi interior, lo hago.

    Cuando por fin nos reencontramos... todo es Natural, como siempre ha sido, porque nos conocemos, porque nos respetamos y nos amamos. Sin juicios. Sin espectativas.
    Sólo un sentimiento de felicidad y de unión, que perdura porque no es egoísta, sino un regalo.

    natalia.

    ResponderEliminar