28 enero 2009

No, si al final la culpa será de la madre ...


-.¡¿Quince dólares por un vaso?!

-.exacto. ¿Quieres uno?

-.¡ ¿Cómo justificas cobrar 15 dólares? !

-.Oferta y demanda.


-. ¡¿Dónde está la demanda?! ¡No veo ninguna demanda!.
-.Hay montones de demanda
-.¿Sí?
-.¡Claro! Como único accionista de la empresa, ¡demando un monstruoso beneficio para mi inversión!


-.Y como presidente y consejero delegado de la compañía, demando un salario anual exorbitante.

-. y como mi propio empleado, demando un alto salario por hora y toda clase de beneficios de empresa, ¡y luego hay gastos generales, y costes de producción!

-.¡Pero si parece que sólo echaste un limón en un poco de agua turbia!

-.Bueno, tengo que reducir gastos de algún sitio si quiero seguir siendo competitivo.

-.¿Y si me pongo enferma por su culpa?

Nuestro lema es "ése es problema del consumidor". Si siguiera las normas sanitarias y medioambientales, tendría que cobrar más.


-. No estás en tus cabales. Me voy a beber otra cosa.

-. ¡ Adelante ! Déjame sin trabajo. Gente como tú es la que arruina la economía.


-. Necesito que me subvenciones

7 comentarios:

  1. Hola amigo... encontré tu Blog y me gusto mucho... inclusive me has ahorrado la cita al neurologo jejeje... Mi intención es invitarte a que pases por mi Blog... allí te deje un premio!!!
    Te lo mereces!!!
    De Venezuela para tí... tu amiga.

    ResponderEliminar
  2. El chaval es joven pero ya va viendo como funciona la cosa, le falta un poco de experiencia y una visita a España. En cuanto aprenda a vender su producto con más optimismo, una sonrisa en la cara y llamando a los clientes por su nombre de pila lo tiene "chupao"... al menos la subvención.

    ResponderEliminar
  3. pasaba por aquí3:16 p. m.

    Esto pasa por centrarse en un producto de tan poco futuro como la limonada. Si el chaval vendiera cerveza, seguro que vendía.

    ResponderEliminar
  4. Zorro-Lobo, le ha faltado un pequeño detalle a esta tira tan buena, debería tener un empleado que hiciera la limonada, que la tuviera que vender y que cobrar, y a la hora de liquidar la empresa por las no ganancias, lo pusiera en la puta calle sin indemnización ni subsidio (estaba ilegal) y la subvención se la quedara Calvin para no tener tantas pérdidas, así son las cosas y así nos la meten, este sistema está finado pero hay que seguir respirando y tragggggando más que nunca.

    ResponderEliminar
  5. Hola!!!
    He estado curioseando un poco tu blog y me ha encantado, así que seguiré pasando por aquí.
    El cuento de Benedetti sí que es bastante triste, pero al menos me alegro de que la canción de Quique haya servido para solventar la historia... aunque la canción también se las trae...
    Por cierto, me recomiendas el libro de Auster?
    Espero que nos digamos leyendo... un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Oiga, en la tira también falta el banco dando prestamos imposibles a un posible vendedor :-)

    ResponderEliminar
  7. El otro día aumentó el precio de los cigarrillos. Cuando en el noticiero le preguntaron al gerenciador de las tabacaleras a qué se debía el aumento, el tipo contestó:
    -El aumento se debe a que las empresas tabacaleras desean subir la recaudación.

    Te juro que dijo eso.
    Celebro la honestidad, pero...

    ResponderEliminar