06 mayo 2009

Por comparar ...

... os diré que vivir en un "pueblo" como Alcobendas o vivir en un pueblo como Collado tiene alguna que otra diferencia. El primero se pasa de pueblo y el otro no llega a aldea. Decían los de por aquí de toda la vida que Alcobendas era una villa, casi una ciudad, y al final resulta que han dado en el clavo. Debemos ser ya 80.000 ó 90.000 habitantes. Aquí un vecino es un tío al que te encuentras una vez al año y el resto son desconocidos. En Collado sólo hay vecinos, el resto son "forasteros".

Y es que esto de vivir en un "pueblo" desafía a la lógica y aún a la física. Un ejemplo, en Alcobendas, para recorrer la media hora que hay hasta casa de mi familia, tardo 20 minutos (vamos, que voy andando a toda leche). En Collado, para recorrer los 300 metros que hay del bar a mi casa no bajo de los 20 minutos. A ver, cómo voy a pasar ante un paisano sin saludarle, preguntarle por su familia, hacer unas bromas y a veces, volver de nuevo al bar con él ( en estos casos el dueño del bar te dice "¿otra vez por aquí?" y tú contestas "bueno majo, es que me han liao ...")´

Si es que ... no sabéis lo que os perdéis los que vivís en la ciudad.

11 comentarios:

  1. jajajaja!!! ...con lo que me fastidia a mí que me paren los "vecinos" y me interroguen sobre mi familia, si me he casado ya, si tengo hijos, que por qué, etc.
    El otro día sin ir más lejos, un "vecino" de este pueblo,(tras hacerme un interrogatorio de tercer grado, y enterarse de que no tenía intención de casarme), me preguntó preocupado..."pero...el sexo lo habrás catado, ¿no?, porque eso tienes que probarlo antes de morirte...".

    Querido Zorro, prefiero la gran ciudad, llenita de seres anónimos mientras "pateo" las calles con el mp3 a todo volumen :P.

    ResponderEliminar
  2. Mi querido zorro, ya sabes lo que opino y si no fíjate en donde vivo! La ciudad es la respuesta y mi ciudad es sin duda la respuesta definitiva. El balance entre conocer a tus vecinos y poder ser anónimo cuando quieras es perfecto. Y además tienes la ventaja de disponer de todos los servicios imaginables al alcance de la mano: desde una increible oferta cultural, una de las mejores ofertas culinarias del mundo, pasando por moda, deportes, ocio en general, movida, ...

    Qué más quieres?

    ResponderEliminar
  3. A mi lo que me parece perfecto es poder disponer de las dos opciones. En la gran ciudad nos volvemos insociables. A mi no me apetece conocer a los vecinos de mi bloque y eso que reconozco haber conocido a muy buena gente pero me gusta el anonimato. En la "aldea" es que este conocimiento de la gente se hace de forma muy distinta. Al final casi que en lugar de vecinos acaban pareciendo familiares. Pero a mi no me gustaría vivir en la aldea de forma permanente. Supongo que no dejo de ser una chica de ciudad, aunque eso si, siempre un poco alejada del excesivo bullicio.

    ResponderEliminar
  4. Zorrita Carrasca11:56 a. m.

    Qué envidia te doy Zorrito eh??? Vengo ahora mismito de allí...no veas qué día...increible!!! 21 graditos a la sombra.Casi más que en verano.....A ver si nos vemos, este finde marcho a Barcelona ( ya te contaré..) pero cuando vengáis a ver si nos vemos...Qué he crecido y todo!!!! jajajaja
    Por cierto las Obras de los Barras´s House...muy bien no???.

    Besitosssssss desde Tierras Segovianas......

    ResponderEliminar
  5. abres un ojo y solo oyes pájaros, el gallo, el olor que entra por la ventana es a yerba recién cortada, o a tierra mojada, los días reposan lentos, los niños del vecino son un poco tuyos, el perro también.
    careces de anonimato y, si no saben algo, se lo inventan.

    hace aproximadamente cuatro años tuve que dejar mi pueblo, 160 habitantes, pre pirineo aragonés, no existe una sola mañana que no eche en falta el olor a oveja, el grito del vecino al saludarte, las cajas de leche en la puerta con una nota, los huevos en el gallinero.
    mi hijo pequeño no se está criando igual que la mayor, no puede jugar en la calle, no puedo soltarlo de la mano, se mancha de aceite la ropa y no de tierra las manos, ve dibujos de animales en lugar de rascarle la cabeza al perro, se tira por un tobogan con niños que no conoce, en lugar de meterse de patas en la acequia con sus amigos.

    por esos y por muchos otros motivos, todos ellos similares, mi gran proyecto a corto/medio plazo es VOLVER.

    quiero volver a tener vida y a disfrutar de lo que me rodea.

    ResponderEliminar
  6. bueno, no pretendía que se montase un debate sobre la conveniencia de vivir en la aldea o en la ciudad. De hecho yo vivo en una "ciudad dormitorio", algo que está casi a medio camino (o lo estaba porque entre Madrid y Alcobendas ya no hay campo).

    Creo que ambas posibilidades tienen sus ventajas, pero si he de decantarme mi corazón está, definitivamente, entre las montañas.

    ResponderEliminar
  7. Zorrita Carrasca4:22 p. m.

    Vente "pa ca" Majho!!!!!!!!! jajajaj

    ResponderEliminar
  8. ja, ja, zorrita. Iré el viernes seguramente. Si tal nos tomamos unas cañas a ver si es verdad que has crecido :)

    ResponderEliminar
  9. Yáñez8:40 p. m.

    Cierto Zorro y todo lo que se comenta es para poner en la balanza y depende de cada cual y los valores en los que nos hemos forjado se inclinará hacia las cosas importantes o hacia las cosas necesarias, pero yo me juego una caja de seis donuts a que cada uno de tus comentaristas si escoge unos valores le faltarán otras necesidades y si escoge unas necesidades le faltará algún valor, no se puede tener todo en esta puta vida porque cuando lo crees tener todo eres un puñetero carcamal y te sobra todo menos la gente a la que quieres.

    ResponderEliminar
  10. ¿Que tú tardas 20 minutos en llegar de tu casa al bar?, anda ya, será que sólo te cruzas con dos personas. Ya sabes que yo también soy del club de los paletos recalcitrantes y valoro más lo que me ofrece el pueblo que todo aquello que la ciudad puede aportarnos. El café de la mañana en La Matita, los torreznos de Berna, esos paseos por la sierra, los partidos de tenis.....
    Acepto la vida en la ciudad y no diré que me disgusta, pero puesto todo en una balanza, ésta se inclina al lado norte de la sierra.

    ResponderEliminar
  11. Diosssss, no debí entrar hoy en tu blog....
    Ya está, de esta no pasa. Me vuelvo para Asturias

    ResponderEliminar