07 junio 2009

Ese día

Es cosa de humanos esto de hacerse viejos, en una carrera que comienza el primer día y que no se acaba hasta el último. Durante muchos años uno no se da cuenta de que ya está corriendo. Luego, un día cualquiera amanece, e inadvertida, llega esa sensación de que tu vida ya no te pertenece del todo, de que la compartes con el pasado. No es un sentimiento necesariamente desagradable. Simplemente miras hacia atrás, luego hacia adelante, y, sin más, te entra una inmensa prisa por vivir.

Ese día comienzas a mirar a los viejos con más respeto y a los niños con más cariño. Comienzas a cuidar tu cuerpo con mimo y a quererte un poquito más. Dejas de vivir al día, y a aprovechar más los días. Y te vuelves excesivo, para la alegría y para la pena. Vas a los cementerios con congoja, y las lágrimas te brotan con mayor facilidad cada vez. Ojos entrenados por el dolor supongo. Pero a la vez, saboreas mejor la risa, tuya y de otros. Y los pequeños triunfos de cada día saben a cava y caviar.

Se suele pensar que la edad es un ogro que convierte la melancolía en pena, y que entonces, obligariamente, la sonrisa ha de huir de nuestros labios para posarse en los de otros, más jóvenes. Yo no quiero creerlo. Y me encanta encontrar a gente que demuestra que ser mayor no significa estar muerto en vida, aunque otros hayan tirado la toalla y se empeñen en estar más tristes que la propia tristeza.

8 comentarios:

  1. yo discrepo en eso de que uno cuida su cuerpo con más mimo, por lo menos yo :S

    aaaaaaah, la edad...

    una vida parece que se queda corta, sí, porque como bien dices, no la disfrutas desde el comienzo, o sí, pero de otro modo, cuando realmente comienzas a apreciarla, es precisamente cuando eres consciente de que la vas a perder y, a veces, se hace demasiado tarde.

    ¿y la gente que vive como si no se fuera a morir nunca....?

    besos.

    ResponderEliminar
  2. Zorrita Carrasca3:48 p. m.

    Yo lo único q sé, es que " de mayor" quiero ser como tú!!!! jajajja.

    Me siento muy identificada con cada cosa que nos escribes...mi Vida al igual que la de muchos en los últimos años ha dado muchas vueltas, a veces incluso demasiadas, tantas que en ocasiones tuve la sensación de marearme....
    Hasta el momento mi Vida ha sido bastante Feliz y hasta hace poco he creido que he sabido disfrutar de cada uno de los momentos que ma regalado la Vida...Y a día de hoy me doy cuenta que no ha sido así...que es ahora cuando más valoro lo que tengo, mis amigos, la familia....y sobre todo aprendo a disfrutar de la Vida de otra forma. Es difícil de explicar....
    En fin...no hacemos mayores........pero el espírito es Joven....nos vemos el 19 no??????????
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Yáñez8:29 p. m.

    Zorro-Lobo me alegro que Zorrita Carrasca te llame mayor, me desbuñuelo de risa, ajajajhjgjgag, porque no está bien lo de poner mi foto con sombrero sin la dentadura y jersey rosa el día que hice la primera comunión, pero desde el punto de vista de un anciano te diré que nunca se tiene que tirar la toalla, que hoy en día tenemos hasta pastillas azules.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:20 p. m.

    !Qué hermoso este post!! Me identifico con tantas cosas... Al mirar hacia atrás... siento cariño, es una sensación extraña, como si cada periodo de mi vida perteneciera a una Natalia diferente, a una vida diferente... Pero abrazo a cada una de ellas con una tierna sonrisa... He vivido. Así lo siento.

    Y deseo seguir haciéndolo, con la serenidad y la intensidad que me han otorgado los años... tanto los dulces, como los amargos.

    natalia.

    ResponderEliminar
  5. mira bastet, lo importante es disfrutar, quede mucho o poco.

    ¿Quieres ser un hombre con gafas? Zorrita. No cambies. A mí me gusta cómo vive tu vida.

    Es que zorrita es casi una adolescente aún y yo ya voy para arriba. Por cierto, Yáñez, menos mal que en la foto sales con la boca cerrada, ja, ja.

    Di que sí Natalia, así me gusta verte!

    ResponderEliminar
  6. Dicen que nadie aprecia tanto la vida como los viejos.

    :)

    ResponderEliminar
  7. Preciosa entrada amigo.
    La vejez y sus habitantes son esos grandes desdeñados por esta sociedad vacía y hueca en la que nos encontramos.
    A mi me sorprende ver las fotos de mis abuelos de jóvenes. Eran tan guapos, tan esbeltos... Y ahora, arrugaditos en sus sillones, con miedo a salir sin bufanda aún en plena primavera...
    Sin embargo, como bien dices, no que tirar la toalla y estar mas riste que la tristeza, hqy que vivir, pq esta vida es lo unico que tenemos, desde el primer dia...Hasta el ultimo!!!!!!
    Mil besos desde el Sur

    ResponderEliminar
  8. quizás la sonrisa permanece, pero menos arrogante y más sabia.

    Salud!

    ResponderEliminar