12 agosto 2009

Los abrazos no dados

el pasado domingo, en un dominical, me encontré con un texto cuyo título repito y del cual reproduzco unas líneas:

"inevitablemente, uno mira alrededor para comprobar si está abrazando lo suficiente a quienes le rodean y le importan.Y comprende que hay mucho abrazo vano y mucho besuqueo en el aire, pero que nos falta acercar el pecho, darse con el torso uno de esos toques profundos, una de esas transmisiones de afecto que el otro metaboliza, que acompañan" (...)

Maruja Torres. El País Semanal, 8 de agosto de 2009.


La autora parecía compungida preguntándose si había abrazado lo suficiente a alguien recientemente fallecido y pensé que es común a las personas sentir, normalmente con cierto dolor, que podríamos haber exprimido más la relación con los que se fueron.

En un plano más banal, abrazar nos agrada cuando estamos felices y nos reconforta cuando estamos tristes. ¿Por qué no lo hacemos más? pues no sé, hay tantas cosas en la vida que deberíamos hace y no hacemos. Pero tranquilos, queridos amigos, que yo no meteré lo de los abrazos en mi " to do list ". Ya sé que estáis hartos (y hartas) de que os sobe y os besuquee.

Besos a todos (digo, abrazos)

5 comentarios:

  1. No me extrañan las dudas. Hay gente que llega a pensar que por juntarse algo más de lo establecido te pueden subir la líbido.


    Hay veces que se necesita meterse, casi, dentro del otro para hacerle que sienta lo que quieres trasmitirle.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:14 p. m.

    Cuanta razón tienes, qué importante es el contacto físico, es verdad que hay abrazos que pueden curar y yo creo que deberíamos abrazarnos más a pesar de que el Colegio de Médicos diga que tenemos que ser menos "tocones" y menos "besucones"

    Alicia.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:46 p. m.

    Son lo que llamo "abrazos del alma". Esos que te funden con el otro ser.
    Y tomo nota, querido, que yo quiero muchos de ésos, que nos salen muy bien.

    Cambiando de registro: queridos seres humanos; abrazaros y acariciaros, miraros a los ojos.

    Trabajo con cuerpos: el cuerpo humano comunica, hace y deshace, grita, y sus dueños la mayoría de las veces no sabemos escucharlo.

    natalia.

    ResponderEliminar
  4. este fin de semana me he hartado a abrazar y besar a los amigos. Es lo que tiene estar en fiestas. Muchos reencuentros tras un año de trabajo. Buf, como prohíban los abrazos para frenar la gripe A, voy a acabar en la cárcel.

    ResponderEliminar
  5. Zorrita Carrasca12:48 p. m.

    Me encantó éste artículo...menos mal que tu eres como un " Oso Amoroso"...menos cuando te da por "echar Maldiciones", jajajjaja

    ResponderEliminar