22 febrero 2010

Trabajar y esperar

hace ciento cincuenta años los trabajadores no tenían derecho a reunirse u organizarse, trabajaban sin medidas de seguridad, sin vacaciones, durante jornadas de 14 horas los siete días a la semana, podían ser despedidos sin preaviso ni indemnización y la palabra "pensión" no tenía otro significado que el de un lugar donde alojarse un par de noches.

Hoy, gracias a la presión social ejercida durante este siglo y medio, los trabajadores tienen derecho a negociar su salario, a negarse a trabajar si no se cumplen las leyes de seguridad e higiene en el trabajo, existen juzgados donde recurrir si creen vulnerados sus derechos y organizaciones laborales que les defienden. También tienen la obligación de contribuir durante su vida laboral a la hucha de la Seguridad Social, y el derecho a percibir parte de esa hucha en caso de que se cumplan determinadas eventualidades: cumplir 65 años, quedarse en paro, sufrir una enfermedad inhabilitante para continuar trabajando ...

¿Cómo continuará la historia de los trabajadores?

Puede ser que el coste de mantener estos derechos suponga una carga insoportable para las empresas y muchas de ellas cierren. Ello provocaría un incremento de parados cuyo sustento habría de costear la Seguridad Social a la vez que los ingresos para la hucha común decrecerían y una eventual espiral del paro terminaría por quebrar el sistema.

También puede ser que surja un gobierno inteligente que ataque el origen de los problemas y no se dedique solamente a poner parches en las consecuencias. Un gobierno que persiga a los que realmente encarecen el sistema: trabajadores holgazanes, capataces de plantación, falsos enfermos y parados, delincuentes fiscales ... ; un gobierno que dedique el superávit fiscal de los años de bonanza ahorrando para otros períodos menos boyantes.

Cualquiera sabe cómo acabarán las cosas, aunque, si tengo que apostar, me la juego a un par de parches.

8 comentarios:

  1. Y los grandes sueldos de eso políticos... se te había olvidado...

    Besicos

    ResponderEliminar
  2. pasaba por aquí10:39 a. m.

    Zorro, y al fondo de compensación que empresas privadas y públicas han utilizado para "ajustar plantilla con prejubilaciones" cuando este no era el fin del fondo.... con la consecuencia de cargar a la SS con costes adicionales de estas prejubilaciones...... a parte, lo de los 67 podría ser razonable bien montado y explicado (depende de que profesiones podría e incluso quieren prolongar su vida laboral). El problema, que miran a Dinamarca, Alemania, etc.... pero no aprenden nada, solo se quedan con la fachada.

    ResponderEliminar
  3. Y hoy se manifiestan los sindicatos frente a la unica propuesta un poco coherente que ha hecho este obierno de Dios...sorprendente si se tiene en cuenta que no han dicho ni mu con el tema del aumento del paro.
    Ayer se sonreia ZP cuando le mencionaban esta manifestación que parece acordada entre amiguetes .
    Yo no apuesto, no vaya a se ruq gane .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Subo 5 fichas a lo de los parches. Lo de gobierno inteligente comienza a ser una contradicción en sí mismo.

    ResponderEliminar
  5. pues no sería malo que hoy hubiera mucha gente en la calle. Al menos, que sientan la presión social mientras deciden algo tan importante para nuestro futuro.

    ResponderEliminar
  6. Je, se te ha olvidado mentar a los prejubilados de la mina -y semejantes- de menos de 40 años que se quejan porque les retienen 1000€ al mes.

    Pero no te preocupes. Ya los "mento" yo en nombre de los 100 mileuristas que tienen que currar para pagar su sueldo.

    ResponderEliminar
  7. Serán parches y además mal pegados, de modo que volverá a salir el aire.
    En primer lugar los políticos no tienen la más mínima intención de solucionar nada si ello les hace perder votos y en segundo lugar miedo me dan las propuestas de sus señorías, menuda panda de ignorantes cobardes.

    ResponderEliminar
  8. Como dices, con que se dedicaran a fondo con los caraduras y delincuentes fiscales (amos de plantación en primer lugar, porfa) teníamos para jubilarnos, no a los 65, sino un par de años antes. Canitas me están saliendo de pensar en trabajar dos años más... ¡¡quiero llegar a los viajes del Inserso sin andador!! :)

    ResponderEliminar