27 abril 2010

Memoria histórica
recuerdo que cuando era un crío, hace unos 25 años, las señoras del pueblo todavía se ataviaban con un pañuelo en la cabeza. Unas lo llevaban y otras no, pero nadie se extrañaba ni de lo uno ni de lo otro.
Unas décadas antes, hace unos 50 años, el señor sacerdote podía afear la conducta de las muchachas basándose en cualquier precepto divino. Esas mismas muchachas podían ir a la escuela, pero sólo si su padre lo consideraba adecuado. Su padre también tenía autoridad para decidir si se casaban o no y con quién. Una vez casadas, la potestad para valorar si su comportamiento era el correcto o no pasaba a sus maridos, quienes eran dueños de todo lo suyo, e incluso validaban con su firma cualquier compromiso legal de sus esposas: un contrato de trabajo, una cuenta bancaria, una compra-venta ...
Hace un par de años comenté con un pakistaní todo esto. En ese momento su familia le estaba buscando esposa en Pakistán y al oír lo que le decía me dijo tan contento: "pues no somos tan distintos". Efectivamente, pensé, sólo nos separan 50 años de evolución cultural y libertad espiritual.
Estos días volví a esa reflexión a propósito de la conveniencia de permitir llevar pañuelo o no a la chavala musulmana de Pozuelo. La gente hace juicios de valor propios de otras épocas, mientras yo no veo el debate por parte alguna salvo por el interés de llenar tertulias o vender diarios. Hoy la mayoría de la sociedad española es suficientemente madura como para no asustarse porque una chica lleve velo, crucifijo o rece a Jehová durante el recreo. Por suerte, ya sólo hemos de examinar si el asunto es legal o no. Lo del pecado quedó atrás, hace tiempo.

Pareja - Diario Siglo XXI

14 comentarios:

  1. Una vez tuve una paciente que se había convertido al islamismo por amor.. ella era cristiana.

    Llevaba el pañuelo a las sesiones de fisioterapia :)

    Una vez le increparon las demás mujeres, le decían que con el calor que hacía, por qué no se animaba a quitarse el pañuelo...

    Ella les invitó a quitarse la medalla de la Virgen del Pilar... vaya lección más buena nos dio.

    Besicos

    ResponderEliminar
  2. Me asombra el revuelo, tanto si es por un velo, por un crucifijo o por un piercing. Parece que, si bien nos vanagloriamos de ser ya un país moderno, evolucionado, maduro,etc, etc, etc, cualquier incidente aislado hace saltar todas las alarmas y volvemos a censurar, juzgar, coartar, etc, etc, etc,. Y no quiero ni mencionar el manido recurso de "vamos a proteger a la infancia, que para eso son menores, que no se vea el rostro", ¡JÁ!

    ResponderEliminar
  3. Zorro,

    Que temas más interesante. Completamente de acuerdo en que no nos separa tanto como nos gusta creer. La única diferencia entre los extremismos es que uno es el nuestro. Hace poco leía un artículo muy inteligente sobre las posiciones que uno toma en la vida. Decía el autor que no dejaba de sorprenderle el que la gente de etiqueta liberal solía ser defensora de la vida por encima de cualquier cosa (e.g., anti armas, anti pena de muerte) y por supuesto grandes defensores del aborto. En el otro lado tenemos a los conservadores que defienden la vida de los inocentes sobre todas las cosas y por ello están en contra del aborto, pero a favor de dar armas a cualquiera, de actuaciones militares.

    La cuestión que yo te hago es: ”cómo te posicionas tú? Deberíamos dejar a las niñas llevar velo a las clases? Deberíamos dejarlas llevar burqa/burkha? Dónde está el límite de las libertades individuales?”

    ResponderEliminar
  4. Bueno Belén es que antes de hablar de otros hay que echar un vistazo al espejo ...

    Hasta los políticos se cansan de hablar de la crisis, Perla. Siempre nos quedará la religión para polemizar un rato y olvidarnos del día a día.

    Mi respuesta a tu pregunta es simple New Yorker: hay que cumplir la ley. Vivimos (ambos) en países democráticos, donde los ciudadanos eligen a sus representantes y éstos redactan las leyes. La ley es por tanto el resultado de esto que llaman democracia. A mí, me vale.

    Art. 14 de la Constitución Española: "Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

    ResponderEliminar
  5. Yo lo encuentro mucho mas fácil, existe un reglamento de régimen interno que debe cumplir y si especifica que no puede asistirse a clase con la cabeza tapada que se aplique el cuento, llámese pañuelo, gorra, casco....nada tiene que ver con la religión. Es como si tienes que ponerte uniforme para asistir a clase y tú vas en vaqueros, ya sabes el resultado.
    De todos modos me extraña un detalle y es que lleva todo el curso asistiendo a clase sin pañuelo y a estas alturas se antoja de ponérselo hasta el punto de tener una depresión al impedirle hacerlo. Algo chirria.

    ResponderEliminar
  6. El artículo 14 de la Constitución es pura mentira (como muchos otros). Ni por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. Aquí nadie es igual que nadie. Y si no, ponme ejemplos.

    Radical de Acerola, sin gas.

    ResponderEliminar
  7. Zorro, la ley dice que no puedes discrimar por razones de sexo. Obligar a alguien a vestir un burkha/burqa (como se escribe en español, por cierto?) por ser mujer no parece que tampoco tenga sentido. Qué parte es más importante?

    Tolerancia con cualquier religión?
    Asegurar que los derechos humanos se cumplan?

    PS: creo que el caso que citas no es tan extremo (era un velo, no?) pero ha habido otros casos como el que yo imagino.

    PS2: por cierto, como sabes donde yo trabajo la tolerancia es máxima. Sin más en mi último proyecto tuve en mi equipo un Singh (la mas joven de las religiones mayoritarias), una Jain (una de las religiones mas antiguas del mundo), y un catolico no practicante.

    ResponderEliminar
  8. pasaba por aquí11:56 p. m.

    Zorro, ya te contesto en un par de días, entiendo que como no tienes otras distracciones pienses en esto, pero ahora estoy concentrado para las semis de la champions (esto que hace seis años que no puedes hacer).
    Ya te cuento lo del pañuelo en dos días.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo12:00 a. m.

    Zorro-Lobo ¿te dejarían entrar en tu curro si se te pusiera en el ánimo (por no decir en la punta del pene) llevar sombrero todo el día?, ¿y si fuera un pasamontañas?.
    Estas preguntas son a título personal y luchando por la libertad e identidad de cada uno.
    ¿Puede entrar una mujer con minifalda y con los brazos descubiertos en un templo de cualquier religión?, ¿y con zapatos en una mezquita?, y estas porque pienso que las religiones son las que al final nos hacen enfrentarnos como llevan haciendo desde que se cree en algún dios y nos sometemos a sus credos.
    Pero te diré que a mí me trae sin cuidado si una mujer lleva velo o se pasea sin sujetador, o un hombre practica el yoga y va con taparrabos, pero si queremos un estado laico nos sobra todo lo que huela a religión en las escuelas.
    Yáñez

    ResponderEliminar
  10. Estos temas son de difícil acuerdo, pero yo subrayaría que los motivos por los que las mujeres mayores de los pueblos llevaban velo hace años no tienen nada que ver con las motivaciones de las mujeres islámicas hoy en día.


    Por otra parte, me parece muy exagerado comparar la situación de la mujer hace años en un país como el nuestro (que tenía ciertos derechos restringidos, ciertamente, no sé si siempre para mal)con la postración y degradación histórica de las féminas en el mundo musulmán (ablación del clítoris, poligamia, repudio de la mujer, velos y burkas con intención de asexuar, esclavitud en la práctica de la mujer, etc)

    ResponderEliminar
  11. Las mujeres españolas llevaban pañeuelo, no velo, que me he confundido.

    ResponderEliminar
  12. José Manuel, como decía en el post, se trata de saber cuál de ambas actitudes contrapuestas (la del centro escolar y la de la chica) es la que se adapta a la ley. Por lo visto los padres han denunciado así que los tribunales se pronunciarán sobre el tema.

    el 99% de los españoles, usease los no ricos, somos iguales ante la ley, Tony. Del 1% restante no hablamos en este post.

    Efectivamente new yorker, el caso que nos ocupa es un pañuelo en la cabeza, no algo más extremo, pero estoy de acuerdo con tus apreciaciones. El conflicto de "¿qué derecho prevalece cuando dos se encuentran en contraposición?" es complejo de resolver.

    Esperamos pacientemente tu aportación, pasaba.

    Yáñez, en mi curro hay un tío con turbante y las chavalas campan en minifalda y sandalias. ¿De verdad me imaginas a mí con turbante, minifalda y sandalias?

    Por supuesto, Al Neri, no son comparables. Sólo pretendía ilustrar que las diferencias entre culturas a veces sólo obedecen al paso del tiempo y a la evolución en la educación de las personas.

    ResponderEliminar
  13. Pues si, todos somos iguales ante la ley, pero la ley no es igual para todos.

    ResponderEliminar
  14. Algo chirria desde luego , estoy con Jose Manuel , y la verdad me parecen muchos cohetes para tan poca cosa maxime si tenemos en cuenta que el pañuelo es un simbolo no estrictamente religioso y desde luego no tiene nada que ver con el burkha , pero si vas a un instituto en que existe la prohibición de llevar algo en la cabeza pues hay que acatarla sea pañuelo , gorra de beisbol o turbante indio ( que tiene mas tela , en todos los sentidos ).
    Un saludo

    ResponderEliminar