06 diciembre 2010

22 tíos en gayumbos y un árbitro


Me encanta el fútbol. No sé por qué. Igual que tampoco sé por qué no soy del Atleti o del Barça, ni por qué después de tantos años no me canso de ver partidos. No soy un fanático y dejo de lado un encuentro de la máxima emoción si hay algo mejor que hacer (mujeres, amigos, una buena cena ... hay muchas cosas buenas en la vida aparte del fútbol), pero sí hablo de fútbol continuamente y visito estadios allá donde voy.

Aún así y siendo yo una de sus víctimas, me sorprende la fascinación que este deporte-espectáculo despierta entre la gente. Hoy estuve viendo el Espanyol-Sporting y aparte de admirar el precioso estadio que han construido en Cornellá, lo que más me llamó la atención fue la gente. Ver un partido sin la pasión del forofo te deja disfrutar más, si cabe, del juego, y también apreciar otros detalles: ver cómo los demás se divierten, sufren, exclaman, son ellos mismos en una intimidad tremenda aunque estén rodeados de 30.000 personas.

Luego, la alegría de la victoria. Grupos de amigos saliendo del estadio sonriendo y comentando las jugadas en la cola del cercanías. Me encanta. ¿Y cuándo juega la selección? eso ya es de locura. Lo describen mejor los ingleses, maestros en la locura futbolera, con esta maravilla de canción y de clip que montaron para animarse de cara a la Eurocopa de 1996 "Three lions" con las voces, entre otros, de Lightning Seeds.

4 comentarios:

  1. Oye, que nos has puesto un enlace a una canción de los Ramones :P

    Yo fui a un Real Madrid - Racing de Santander, hace puuuuf o más años, y desde luego que lo mejor fue el ambiente.

    Y de anuncios para aguantar selecciones, éste me encanta xD

    http://www.youtube.com/watch?v=Bh5fTfTOYlI&feature=related

    ResponderEliminar
  2. ale, cambiado por el enlace bueno. Gracias Art., me ha gustado mucho el anuncio.

    ResponderEliminar
  3. A mí me gusta ver los partidos de la Selección en los mundiales, pero no me gusta el fútbol ni sigo nada la liga. No quiero ponerme filósofo pero el fútbol me parece una válvula de escape un tanto facilona y un tema comodín para sacar conversación con cualquiera. Es como hablar del tiempo pero en coñazo.

    Definitivamente no soy futbolero.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:54 p. m.

    Me gusta seguir el deporte balompédico hasta por la radio y hace un mes estuve invitado en el Gran estadio del Santiago Bernabeu después de 20 añitos y le hice fotos hasta al marcador y por supuesto a Mouriño antes de que le enviaran a la nevera por macarra, creo que lo que tiene este deporte es "pan y distracción" para los greñosos como yo, y negocio para los IOPUTAS.
    Yáñez

    ResponderEliminar