06 diciembre 2006

"El perfume"

Es sin duda uno de las novelas más singulares que he leído nunca. Desde que lo hice han transcurrido al menos 15 años y sin embargo, esta mañana, cuando unas amigas me han hablado de la película recién estrenada y basada en aquella novela, me he sorprendido recordando el argumento con todo detalle, e incluso los nombres de algunos personajes. La curiosidad me ha entrado de lleno y esta misma tarde he visto la película.

No está nada mal aunque por momentos me ha dado la sensación de que si no hubiera leído el excelente relato de Patrick Süskind no me estaría enterando bien de lo que sucedía en la pantalla.

El protagonista se me antoja menos repugnante que el depravado ser que intuí en el libro y el guionista le presenta más como víctima que como verdugo. Una especie de adorador de la belleza que la destroza porque no tiene más remedio, como si fuera un peón más en una partida que manejan otros.


El resto de los personajes ... no existen. El perfumista lo llena todo y la película gira en torno a él. Da igual que las actrices sean bellas o que algunos secundarios sean famosos actores pues casi ni te fijas en ninguno de ellos. El magnetismo de Jean-Baptiste lo atrae todo hacia él. No sé, quizá hayan derramado unas gotas de ese perfume en la sala ...

7 comentarios:

  1. Anónimo3:08 p. m.

    el libro me encanto veremos la pelicula;) kiss

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:25 p. m.

    Leí el libro cuando tenía 16 años y me impresionó muchísimo. Hace dos días vi la película y no me decepcionó. No se me hizo larga y no me aburrió. Y sí, coincido contigo en lo que apuntas sobre el tratamiento del personaje principal: en la película parece más un mártir de la belleza que un asesino. Es como un niño al que nadie amó ni amará y que busca ese amor, que el sólo conoce por el olfato, a costa de lo que sea. Tal vez ni siquiera a costa de algo porque él parecía desconocer todo tipo de norma moral o de algo que se le pareciera. Creo que en su cabecita él sólo pensaba que hacía lo que tenía que hacer, tanto en la peli como en el libro. En cuanto al actor, yo, desde luego, me imaginaba un Jean-Baptiste menos mono y menos cachas, pero me gusta la interpretación. En fin, que disfruté. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:01 a. m.

    Para pelicula buena infiltrados:)

    ResponderEliminar
  4. Ya sabéis, una buena adaptación cinematográfica de un libro es una rareza. También es un placer a la vista. Quizá lo único malo es que desde el momento en que relacionas el personaje literario con el actor que le encarna, el rostro de este acompaña para siempre tu recuerdo de áquel. Me pasó de manera superlativa con "El señor de los Anillos".

    ResponderEliminar
  5. pasaba por aquí4:00 p. m.

    Ni perfumes ni hostias, lo que tienen que hacer en cine es: "Ocho años de Gobierno. Una visión personal de España" la novela de ciencia ficción que escribió Aznar, no vuelvo al cine.

    Por cierto, ¿algún comentario sobre el hijodeputa que se ha ido sin pagar por sus crímenes?..... jode que estos tipejos mueran de viejo y sin pagar por lo hecho.
    Que lo metan en un avión, con un blque de cemento en los pies y lo tiren al mar, tal como a él le gustaba hacer.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Zorro de Segovia, a mi también me encantó, el problema de este personaje es que añora lo que no tiene,el aroma, y a otros les pasa con el dinero. En el caso de estos segundos también intentan robar a los demás lo que no tienen pero desgraciadamente lo hacen con mas mala conciencia y la misma falta de moral, y sobre todo, nunca llegan a sufrir por sus actos,para eso ya están los que asumen las consecuencias de su falta de .... ¿dinero? . Vease el caso CPV , joer, que hoy estoy cabreao.

    ResponderEliminar
  7. Por cierto jardinbotanico, no se que pasa que no se puede dejar comentarios en tus artículos . Porque puede ser?.

    ResponderEliminar