28 octubre 2008



Currar para vivir o vivir para currar

Supongo que en otro tiempo tuve ilusiones de desempeñar algún trabajo concreto, pero el tiempo las fue derribando una a una. La miopía no me dejó trabajar en la policía, pero a la vez me libró de la mili. Mi interés por la política se diluyó pronto, sólo tuve que asomarme por una rendija de las cortinas para retirar la nariz de inmediato, aturdida por el hedor. Al poco tiempo me planteé trabajar en los juzgados, buscando la JUSTICIA con mayúsculas, pero también me rendí. Una pasantía con un alcóholico y un año sin cobrar un duro tuvieron la culpa. La leche, soy un fracasado, pensé. Ante tal desdicha, me puse de frente al mundo laboral y exclamé, (para mí mismo, no os creáis que monté un show) "juro que jamás volveré a pasar un mes sin cobrar" y me lancé a ganarme las lentejas al salvaje ruedo de la patronal. Seguros, brokers, consultoras, en un año tuve tiempo de tocar varios palos y recibir otros cuantos (gané poco dinero y una maravillosa amiga, buen botín sin duda). Luego, el desarrollo laboral definitivo. Suelo decir que no trabajo en lo que más me gusta, sino en lo que mejor se me da. Espero que estos años sean lo suficientemente fructíferos como para dejar de trabajar en esto y comenzar, por fin, con algo que me apasione.

13 comentarios:

  1. Bueno Zorro, más cornadas da el hambre, y si quieres probar en el mundo del cine en la próxima peli porno te busco un buen papel,se me ocurre un título, "El Zorro Justiciero y el Pirata Jamonero", el trabajo ya sabes, todo el día de la cama al sofá,y del sofá al diván, eso sí hay que desnudarse y dar lo mejor de uno mismo.

    ResponderEliminar
  2. Fantástico blog me gusta, muchas gracias por su edición con tan buen gusto felicidades, reciba un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. pues que haya suerte! que como tengas la que yo... En fin, que la cosa laboral está muy malita!

    salu2

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que nos queda el recurso del spam

    ResponderEliminar
  5. Yo también soy bastante fluctuiante. Años de vacas gordas y flacas.

    ResponderEliminar
  6. Seguro que sí, Zorro. A por ello vas, y no dudo que lo consigas.
    PD. ¿Policía? ¿en plan Full Monty o con porra de verdad? :)

    ResponderEliminar
  7. sí hombre Yáñez, una porno "con porra de verdad" como dice Perla, je, je. O me dedico a contar historias ... aunque para eso me gane el Arcángel por goleada.

    ResponderEliminar
  8. Je, y si tuvieras en telefónica jubilado a los 48. Qué más se podría pedir?

    ResponderEliminar
  9. Nos volveremos a cruzar en el camino, pues...

    ResponderEliminar
  10. Anónimo11:41 a. m.

    a la pregunta currar para vivir o vivir para currar la respuesta es automática....no currar y punto.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo4:43 p. m.

    -Mis padres tuvieron 15 hijos.
    -y todos viven?
    -No, el único que vive soy yo, el resto trabajan

    **paula**

    ResponderEliminar
  12. La verdad, no sé en qué me gustaría trabajar. Mucha gente decide ser profesor porque le gusta de verdad, porque es su vocación. Yo decidí prepararme las oposiciones porque no encontraba otra salida y ése me parecía el mejor trabajo que podía encontrar relacionado con lo que había estudiado. Muchos días pienso en prepararme otras oposiciones. No es que vaya amargada al trabajo, es simplemente que a veces me puede la desilusión. Y menos mal que iba sin vocación porque si llego a tenerla... creo que lo pasaría aún peor.
    A veces me imagino trabajando en una biblioteca. Me gustan las bibliotecas. Sé que el trabajo no es apasionante, pero siempre me han gustado. También me gustan las panaderías. Tal vez, algún día, reúna el valor suficiente y entonces...

    ResponderEliminar