30 noviembre 2008

tonto de los huevos

ayer mismo, en una conversación sobre viajes, durante una fiesta, salió a relucir la ciudad de Berlín. Uno de los comparsas dijo que había ido varias veces, en viajes de uno o dos días. Inocentemente, le pregunté. "¿Fuiste de clubes? me han contado que la noche berlinesa es tremenda." El tío me dijo que no, y me empezó a hablar de vestigios del Tercer Reich y de la grandiosidad del Olimpia Stadium. En ese momento recordé que alguien me había comentado que el pieza en cuestión había sido skin. Le di dos palmadas en la espalda y desaparecí. Vale chato, hay aquí mucha gente y no tengo por qué perder el tiempo justo contigo.

Hoy he venido pensando en en él mientras regresaba del pueblo. El pavo debe tener unos 26 ó 27 años, edad suficiente para saber lo que uno hace. Tiene un aspecto normal, más bien guapete, buen hijo, un tío educado y simpático. Nada que aparente que tiene el cerebro hecho de yogur. Y claro, eso me dio algo de miedo; ¿cuántos como ése hay por ahí?, pensé. Tíos que son capaces de admirar a un sujeto que provocó la muerte de unos 60 millones de personas.

11 comentarios:

  1. De todas formas, resulta curioso como de la misma forma se pueden admirar legados de otros "perros" de la historia como emperadores romanos, emperadores chinos, señores feudales, conquistadores americanos... que igualmente realizaron genocidios y atrocidades; esclavizaron, conquistaron, arrebataron...

    Quizá la distancia temporal marque la diferencia. Lo antiguo suena a cuento inofensivo, suena muy lejano. Lo más reciente (y además provisto de documentación gráfica real y de recuerdos en personas aún vivas) no ha logrado pasar aún a ser historiay despierta la alarma.

    Por ejemplo, nadie se escandalizaría de que alguien se admirase del Coliseo romano, o de la Gran Muralla china.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. "tonto de los huevos" es un apelativo casi cariñoso, para un tipo así (yo creo, vamos)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:59 p. m.

    http://www.gaceta.es/27-11-2008+ola_como_organizar_una_ferrea_tirania_una_semana,noticia_1img,10,12,39735

    ResponderEliminar
  4. VIVA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y LA LIBERTAD DE ASOCIACIÓN (hicistes lo que creiste oportuno, cada uno elige con quien pasa el rato o con quien pierde el tiempo).Eres un Zorro-Lobo, a mí me pasó algo parecido en una boda donde el que se casaba es guardia real (de derechas y muy Juan Carlista, pero un tio muy majo), empero coincidí tomándola con uno que es picoleto retorcido (más de derechas que una camisa azul) y ya se sabe toma daca, toma y daca, yyyyyy......acabamos en el cuartelillo (tomando la última). De todo hay en la viña del señor y nosotros los demócratas (sin querer ser presuntuoso) pensamos que cada uno puede tener sus ideas,sin embargo, el problema de los radicales (de cualquier ideología) es que no ven más allá de su flequillo (ni murallas ni acueductos).

    ResponderEliminar
  5. Es curioso eso de "es de derechas y Juan Carlista pero muy majo", yo también conozco a algún rojo muy "salao". Y no olvidemos una cosa, unos demócratas como nosotros fueron capaces de aupar al poder a un monstruo como ese.
    La democracia es el mejor sistema conocido, pero algunas veces chirría.

    ResponderEliminar
  6. pasaba por aquí10:29 a. m.

    ¿Varios viajes a Berlín de uno o dos días? ¿ir tan lejos a lobotomizarse? hay gente muy rara.......

    ResponderEliminar
  7. buena reflexión, Herel. Es cierto que no hay cementerios llenos de asesinados por Napoleón, por Alejandro o Ramsés. Quizá por ello les admiremos, y eso que debían ser unos piezas de cuidado.

    Lo dejo en tonto, que el chico es joven y aún tiene remedio,Raúl.

    curioso enlace, Anónimo.

    la gente hoy tiene más cultura, y también hay más información, con lo que es más difícil que se repita aquel fenómeno, querido Nolin.

    me da que la lobotomía ya la llevaba puesta, pasaba.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo5:45 p. m.

    A lo mejor soy yo su remedio...ja,jaj.cómo me las tiras Zorro!!!.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo11:48 a. m.

    ¿Que cuántos de esos sujetos hay?? Preocúpate, querido, porque son muchos. La mayoría ocultos entre la multitud cotidiana, sólo unos pocos, generalmente adolescentes, se rapan la cabeza y se arman hasta los dientes para salir de "cacería".
    Puede ser tu vecino, tu compañero de trabajo, el panadero o el conductor del autobús.
    Cualquiera que no asuma sus frustraciones personales y las convierta en falsa autoestima y prepotencia frente al que considera "inferior".
    Cualquier excusa basta: lugar de origen, color de piel, clasismo...
    Son muchos, creéme. Sal a dar un paseo, y observa...


    natalia.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo9:55 a. m.

    Bueno, después de dejar el enlace, ya he podido ver la película de "La ola", a mi me ha resultado bastante interesante e ilustrativa, no creo que fuera imposible que se hiciera realidad ni mucho menos...de hecho si en lugar de una camisa blanca y unos vaqueros, les pones una camiseta de rayas, un pendiente y un corte de pelo similar creo que estamos muy cerca....

    ResponderEliminar
  11. Hola yo a este post añadiria:
    Cuantas como ésa hay por ahí?

    ResponderEliminar