02 marzo 2009

Lo que pasa en la calle

La gente corriente no entiende de balanzas comerciales, opciones sobre futuros o conversiones de bonos. Quizá sea esa la razón por la que el debate Pizarro-Solbes de hace un año fue calificado como el bodrio de la década por los pocos que intentaron comprenderlo. Lo que sí sabe la mayoría es lo que cuesta un bonobús y por supuesto el precio de un café en un bar, precisamente esas materias donde suspenden Rajoy y Zapatero.

Tampoco sabemos la cifra total de parados en Europa, pero sí cuantos de nuestros amigos no tienen trabajo. No sabemos nada de las dificultades del Royal Bank of Scotland o de GM o de Fortis Bank, pero al pasar por los polígonos industriales se nos encoge el alma al mirar a las naves abandonadas o a los camiones inactivos.

Realmente podemos perdonar a los políticos que anden un poco perdidos sobre nuestras respectivas economías domésticas, incluso que ignoren que las estadísticas no son sino la suma de tristes historias particulares, pero ¿cómo no exigirles que disimulen un poco, que se les note algo afectados por lo que a los demás nos quita el sueño?

La semana pasada seguí atentamente las declaraciones del candidato socialista a la Presidencia de Galicia y volví a tener esa sensación de los políticos no tienen ni idea de lo que realmente pasa en la calle. Te ha estado bien, pensé ayer cuando oí su derrota. Y no por tener una estantería de 119.000€ en tu despacho, sino por creer que a la gente no le iba a importar demasiado. Bobo, que dicen en el pueblo.


Hala “Torito”, ahora ponte delante de una pizarra, tiza en mano, y escribe mil veces: “No volveré a tirar el dinero público nunca más”. O también “Miraré más a la calle que a las encuestas”.

8 comentarios:

  1. Me equivoqué por 1 escaño, uyyy tiro al poste.
    Vivo en Galicia y en las últimas elecciones voté al bipartito. Después de 4 años, a mi juicio muy malos, no merecían mi voto. No me gusta el PP, pero si han ganado claramente pues que gobiernen y eviten los enormes errores del fraguismo. Por el bien de todos.

    ResponderEliminar
  2. Zorro, el problema es que las personas de pensamiento bastante más solidario con las necesidades sociales (por decirlo de manera inofensiva),son mucho más críticos con sus dirigentes políticos, a otros se la suda que unos mamarrachos estén imputados con un procedimiento judicial y algunos en la carcel, por robarnos, por amañar negocios y por donar millones a un partido de derechas, caciquil e insultón y de mucha misa (serán cínicos, puteros e hipócritas), eso lleva a estos resultados, abstención, pero que los jodan y que se piensen lo que hacen con el dinero de todos.

    ResponderEliminar
  3. Cristina11:03 p. m.

    Muy buena reflexión. A lo mejor la dimisión de hoy se debe precisamente a que le de vergüenza haber perdido unas elecciones de esta manera y en qué manos nos deja. Además de no pensar en los ciudadanos lo peor es que no miden las consecuencias de sus actos en absoluto. Por cierto, de que material estará hecha la maldita estantería para que valga tanta pasta?

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Leyendo tu blog ya me figuraba que no repetirías voto León, ... y no te lo puedo reprochar en absoluto

    Yáñez, Nosotros, los de izquierda, debemos ser críticos con la izquierda. Los de la derecha ya tienen lo suyo y son ellos los que deben hacer la limpia. Por lo que a mí respecta, Bermejo y Touriño eran lastres.

    Pd. Cris, la estantería era de nogal, pero por el precio creí que era de marfil

    ResponderEliminar
  6. pasaba por aqui10:13 a. m.

    Zorro, dices que los de la izquierda debemos ser críticos con todos... totalmente de acuerdo..... y como la derecha no lo es, al final, vamos a un bipartidismo a lo yanqui con un 60% de abstención de dos partidos centristas con matices; los políticos alejados de la gente pero cercanos al capital; la gente organizada en movimientos sociales de barrio o de ciudades y actuación muy local...... y que pasa desapercibida por muchos.... y sobretodo, individualismo, mucho individualismo.

    Lo que también ha sido patético es la campaña de derribo del ABC y la Razón...parece que quieren convertir a toda España en calcos de Madrid y Valencia.... grandes ejemplos de como se hacen las cosas bien.

    Yo, como cada vez tengo más claro que en pocos años tendremos que subir al monte con el AK...pues nada, a esperar.

    ResponderEliminar
  7. Veo que el sector izquierdista del blog no destaca por su autocrítica y si por echar porquería a la derecha. Nada raro, es lo que hace habitualmente, el ya conocido "y tú más". La memoria es corta, o no recordáis los fondos reservados, Filesa, Malesa...
    Chorizos y mangantes hay en todas las casas y deben ser juzgados cuanto antes y con severidad, aunque sospecho que no va a ser así, porque en este país lo de la separación de poderes no se lleva.
    Todos independientemente de nuestra ideología sufrimos la incompetencia y cobardía de los que nos gobiernan, desde Finisterre hasta Palos.
    Y lo de la prensa es más de lo mismo, en nada se diferencia la actitud de La Razón o el ABC con el partido Socialista respecto a lo que hacen El País y Público con el PP. También la prensa tiene sus pecadillos y no puede presumir de independencia precisamente.
    Aquí me paro, porque si sigo con el cuadro me deprimo.

    ResponderEliminar
  8. Yañez: ¿Abstención? si miras los resultados electorales gallegos verás que ha batido el récord de participación precisamente en estas elecciones, casi 6 puntos más que en el 2005. Es lo que tiene leer solo los periódicos donde me gusta lo que se escribe. José Manuel: totalmente de acuerdo con lo que escribiste.

    ResponderEliminar