19 enero 2010

Mr. Hide

cuando Stevenson escribió "El Extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde" seguramente acababa de salir de una reunión como la que yo he tenido hace un rato.


Y no es que la reunión girara sobre la dualidad del bien y el mal, sino que simplemente el pavo con el que hablaba parecía estar en dos mundos al mismo tiempo. De hecho aunque es un tío al que conozco desde hace tiempo, siempre me desconcierta. Cariñoso, desconfiado, afable, iracundo, generoso, chantajista ... todos estos adjetivos se le pueden atribuir de forma alternativa e incluso aleatoria según se levante el día.

Bueno, al menos hoy toco Jekill ..., me da miedo pensar en la siguiente reunión. Quizá sea mejor celebrarla en el aeropuerto para que tenga que pasar por el detector de metales ...

Por cierto ahora que lo pienso, quizá también ZP y Rajoy son distintas caras del mismo incompetente.