24 enero 2010

Sé que lo que hiciste ...


La semana en la que me cambiaron de jefe no fue una gran semana, pero supongo que una semana dura poco y como mañana es lunes tendré oportunidad para estrenar una nueva. Mañana mi nuevo jefe tendrá una antigüedad razonable y ya no estará de moda.

En esa misma semana fui a ver al Atleti al Calderón. Hacía unos años que no lo hacía pero recordaba perfectamente las sensaciones que se experimentan viendo fútbol en ese estadio. Por desgracia el fútbol sólo lo puso el equipo visitante: tampoco fue una gran semana para el Atleti.

El fin de semana de esa mediocre semana también fue mediocre. Viernes casero y sábado pueblero, pero no había apenas gente en el pueblo, así que no hicimos nada del otro mundo. Snif. Unas copillas y trabajos de mantenimiento. Ni un miserable paseo serrano.
Lo dicho, qué bien que el año tiene 52 semanas. Mañana más.

9 comentarios:

  1. Efectivamente sr. Zorro. Hay semanas que deberían durar lo menos posible y otras que mejor no lleguen o se estiren como goma.
    Para hablar de semanas. La mía totalmente laboral excepto el jueves que fui a Turegáno (carteles del MOP) a comer con tres más desde Madrid en el Zaguan. Y como me había dislatado, me ha tocado currar hasta dolerme los dedos el fin de semana. pero el próximo no me escapo sin irme a la sierra. Si vas (que no iras) espero verte en el Berna-Ta

    ResponderEliminar
  2. No te pongas tan pesimista, que no hay mal que muchas semanas dure, y máxime cuando los males de que me hablas pueden ser efímeros. Quién sabe si el nuevo jefe no te deparará satisfactorias sorpresas, lo del Atletico de Madrid sí está chungo, pero cualquier dia despunta como a veces ha hecho, y en cuanto a lo del sábado pueblero cualquiera diría que un entusiasta de tu pueblo como tú se siente abrumado porque un sábado caigan chuzos de punta. Tiempos vendrán que te alegrarán el rostro. No lo dudes

    ResponderEliminar
  3. Desde luego, menos mal. Ya vendrán semanas mejores para todo y para todos.
    ¿Cuándo decían que empezaba la primavera?

    ResponderEliminar
  4. no se preocupe Sr. Montón que estaré en Collado el próximo fin de semana. Tiene vd. unas cervezas pagadas en el Berna.

    Cierto, D.Fernando, el pueblo es un bálsamo incluso en un día aburrido.

    Por cierto, no soy del Atleti, más bien lo contrario, pero fui con mis primos rojiblancos y me jodió no disfrutar con ellos de un buen partido. Ayer cambié de barrio y me pasé por el Bernabéu.

    La primavera, querida Estatua, empieza cuando cada uno quiere. Hoy es un buen día, ¿te parece?

    ResponderEliminar
  5. Ojito, que los del Atleti no somos apestados (lo digo por eso de…"más bien todo lo contrario.)

    Somos solamente… Sufridos Sufridores del Sufrimiento [S...SSS]

    Jeje

    ResponderEliminar
  6. pasaba por aquí8:04 p. m.

    Y terminaste el domingo viendo un mediocre codazo para romper una nariz (no sé si mediocre) dentro de un mediocre partido de fútbol.....pero seguro que hoy ya estás mejor.

    ResponderEliminar
  7. Borrón y cuenta nueva, ¿a que ésta ya marcha mucho mejor? Y mejor que se pondrá, seguro,:)

    ResponderEliminar
  8. Zorro-Lobo, si encima te has tragado lo nuevo de Sherlock Holmes y si no le has dado al temita sexual , debes de haberlo pasado chungo para ser primeros de año (que si le has dado, algo bueno te ha ocurrido).
    ¿De qué tipo de jefe hablas?, para mí existen tres tipos:
    AMO: Jefe IOPUTA (además de trepa)que se cree lo máximo y te hace la vida difícil.
    CARNERO: Jefe bastante macho cabrío que no tiene ni puta idea y te hace la vida laboral y personal imposible.
    COJONUDO: Jefe mediocre que no pega ni chapa acude poco al trabajo y te necesita bastante, por lo que te hace sentirte querido pero sólo te usa.
    Lo de los jefes son como los árbitros y los remakes (no hay uno bueno), y encima, como los jugadores del aleti creen en el libre albedrío, no sabes cuando te van a dar una alegría.

    ResponderEliminar
  9. ¿mediocre codazo Pasaba. Yo diría que fue perfecto.

    Bien Perla, bien. Y eso que me da que el nuevo jefe es modelo "amo" como dice el Sr. Yáñez.

    ResponderEliminar