14 febrero 2011

iglesia 2.0

el otro día me dice un amigo, sin venir a cuento: "- a mí es que los curas me tienen despistao", y me quedé mirándole sin decir nada, esperando el siguiente capítulo, pues éste es uno de esos tipos que suelta la bomba y luego piensa por dónde caerá. El caso es que, como esperaba, pasados unos segundos levantó la cara y me dijo. "- mira Zorro, he leído hoy en el periódico que acaban de crear una nueva orden religiosa, ahí mismo, en Burgos, y se han apuntado doscientas monjas al asunto. Pero doscientas, eh. Y de aquí, no de ésas que traen de África para cuidar a las ancianitas que quedan en los conventos de Madrid. A lo que iba, que el obispo les ha montado un sarao publicitario que pa qué, con foto estilo graduación y todo. ¡Y el hábito es de la tela de los tejanos"

"-Bueno, ¿y qué te importa a ti?"
"-pues ... nada, la verdad"

luego, mientras iba a buscar el coche, me quedé pensando que la Iglesia quizá necesite un poco de Marketing, y no sólo Marketing de comunicación sino sobre todo de Producto. Todos nos adaptamos a los tiempos y no sé si un poco de tela vaquera será suficiente bagaje eclesiástico para afrontar el siglo XXI.

Quizá deberían explicar su visión del mundo, sus iniciativas para mejorarlo, en lugar de estar a la defensiva, tapando agujeros. Adaptarse, renovarse, vivir con la gente y no a espaldas de ella. Quizá así muchos de los que fueron educados en ella ahora no estarían frente a ella, o peor aún, pasando de ella.

7 comentarios:

  1. Roberto Barra-Chicote11:02 a. m.

    No sé si estoy de acuerdo en que la Iglesia debería publicitarse más, pero sí acercarse más a la Sociedad Aunque, por otro lado, también es un mal de muchas instituciones. Es habitual que el pueblo sea el último en opinar.

    No obstante, creo que las raíces, la esencia del cristianismo (despojada de todo arapo político, etc) está accesible, al alcance de todo el mundo y que no es necesario confundir alcance del mensaje con "modas" o "marketing".

    En varias facetas de nuestra sociedad creo que vivimos una crisis de valores (que nada tienen que ver con la faceta religiosa por otro lado), que se publicitan y que si no sigues la moda "estás fuera".

    Creo que la Esencia del Cristianismo no es necesario que esté de moda; la publicidad, las"modas" por definición cambian, la Esencia de las cosas por definición, no.

    Otra cosa son "los pellejos viejos" de la Iglesia, que al igual que nosotros nos despojamos de la vieja piel, la Iglesia no es que deba hacer publicidad, sino más bien una reforma interna.

    Sin más que compartir mi humilde y parcial visión del asunto.

    ResponderEliminar
  2. De qué me suena esto?:
    Quizá deberían explicar su visión del mundo, sus iniciativas para mejorarlo, en lugar de estar a la defensiva, tapando agujeros. Adaptarse, renovarse, vivir con la gente y no a espaldas de ella.

    ResponderEliminar
  3. Existen muchos factores por los que la gente en general pasa de la Iglesia, pero no creo que la culpa la tenga la Iglesia. La Iglesia puede adaptar su lenguaje, su estilo, algunas de sus formas de actuar e incluso utilizar nuevos canales para llegar a la gente.

    Pero hay cosas que la Iglesia Católica ni puede ni debe cambiar porque entonces no sería Iglesia Católica. Y son precisamente esas cosas las que alejan a la gente porque la sociedad en la que vivimos ha cambiado y los valores imperantes no tienen mucho que ver con el Catolicismo.

    Cada uno ha de decidir si mete en su mochila los valores que imperan o los de la Fe Católica.

    ResponderEliminar
  4. por supuesto, Rober, parto de que la fe no es opinable, pero los que se definen como representantes de Dios en la tierra han dado muchos bandazos a lo largo de los tiempos. Quizá sea el momento de reinventarse de nuevo. Y totalmente de acuerdo con que los valores no tienen nada que ver con la Iglesia. El derecho natural es tan antiguo como las sociedades humanas.

    Tony supongo que la Iglesia no es la única institución caduca, ja, ja.

    ResponderEliminar
  5. Vaya Sr.Neri, hemos publicado a la vez ...

    Sin duda lo que no va a hacer la Iglesia es cambiar el mensaje que les es propio, los valores de Cristo, la organización como comunidad, la creencia en los dogmas, ... pero un cambio en las sotanas, se agradecería.

    ResponderEliminar
  6. Buenas noches a todos los filósofos,

    Me parecen fascinantes los razonamientos que haceis.
    Participo con la intención de daros mi humilde opinión, aportando lo poco que pueda conocer de este tema para que podais continuar con el debate.

    La iglesia 2.0 no son alusiones o ideas sino realidades y hechos!!!.
    - Ya existen páginas web oficiales de la iglesia y foros en facebook.
    - Benedicto XVI invita a los sacerdotes a utilizar las nuevas tecnologías.
    - Hay sacerdotes que ya reciben formación en nuevas tecnologías.

    Existe un sacerdote en un municipio de España,no se si estais informados, que ofrece la misa de su pueblo guiada por las transparencias que el mismo prepara con su portatil. Las utiliza como guía durante la celebración y las proyecta en una gran pantalla al lado de la sacristía para que todos puedan leerlo. Al parecer, tanto el sacerdote como los feligreses están encantados con la idea. Ha hecho aumentar, la atención (hilo conductor visible en todo momento), participación (los textos y canciones se pueden leer previamente y ser enviados por email) y el público objetivo que asiste (jóvenes curiosos respecto a las nuevas tecnologías). En mi opinión, creo que aunque no sea necesario el uso de las nuevas tecnologías en este ámbito, sí aporta mucho su uso. Los valores son los mismos, pero hay muchas formas de enseñarlos y a veces no se asimilan precisamente por este hecho, en mi opinión las nuevas tecnologías ayudan a entenderlos. Por otra parte, creo que dice mucho de la personalidad del sacerdote que decide utilizarlas (preparación, dedicación y sobretodo preocupación e interés por llegar a la gente), hay casos en los que los sacerdotes se limitan a leer una y otra vez, si es que logras escucharlo desde donde estás sentado o no te has dormido o ido antes, el salmo de la biblia que toque.
    En el ámbito tradicional, creo que aporta practicidad y eficacia en su objetivo, aumenta la atención, asistencia, participación y entendimiento de lo que se transmite.
    Pero lo más importante, es su reutilización y accesibilidad, se elabora un material, si está bien hecho, muy valioso y de gran poder difusivo al que tienen posibilidad de acceder personas de cualquier parte del mundo, en cualquier momento y en cualquier lugar.

    Un saludo.
    Mónica Plaza.

    ResponderEliminar
  7. dentro de las organizaciones, Mónica siempre hay gente creativa y con ganas de mejorar. Está claro que el sacerdote que citas no es un conformista.

    ResponderEliminar