08 junio 2015

El pariente asiático

Hoy nos toca escribir acerca del rabilargo ibérico, uno de las aves más estilizadas de la zona y con mucha mejor fama que otros primos córvidos.

De cabeza negra y llamativa y larga cola de color azul, es bastante ruidoso. Donde hay uno suelen encontrarse varios ejemplares más. Vemos muchos más en la cara sur de la montaña que en la Norte, de hecho es raro el día que no veo unos cuantos al terminar de bajar el puerto de Navacerrada, sobre todo entre la zona del desvío a la Barranca y el pueblo de Cerceda.


Es bastante grande en comparación con otros pájaros (unos 25cm de cabeza a cola), pero muy chico respecto a cuervos y urracas, con los que comparte especie. Quizá por ello no es tan aficionado a las carroñas, pues no ganaría muchas peleas contra otros aspirantes, y prefiere comer todo tipo de bichos que se acerquen a los árboles donde nidifica o vivan en la hojarasca circundante. Dicen que se es capaz de picotear los nidos de la procesionaria del pino, lo cual le convertiría en un extraordinario amigo de nuestros pinares. Se alimentan en cualquier caso de cualquier tipo de larvas y otros insectos grandes (escarabajos, grillos, saltamontes).

Por cierto, leo en Internet que sólo hay otro pájaro del mismo género en el mundo, ¡en China!, y no sé como es posible que estos primos europeos se encuentren tan lejos del resto de su familia.

¡NI HAO, rabilargo asiático!